Serán 1.000 millones de pesos que se utilizarán para cancelar los sueldos con los estatales provinciales.


El ministro de Economía del Chubut, Oscar Antonena anunció hoy que “se intentará tomar deuda por 1.000 millones de pesos” a través de las “Letras del Tesoro”. Se colocarán en breve en el mercado para cubrir el déficit de caja que tiene la administración provincial, que aún no terminó de pagar el sueldo de julio de sus empleados públicos.

Antonena recordó, en diálogo con Télam, que “nosotros tenemos una autorización para tomar deuda por este mecanismo hasta 3.650 millones de pesos, pero no vamos a ir por ese monto sino por 1.000 millones, en una toma que no nos gusta, porque es deuda a corto plazo y a alta tasa, pero que iremos manejando de acuerdo a los plazos”.

El ministro se esperanzó en que “seguramente el gobierno nacional incursionará también en este mercado de las letras para tomar fondos, y muy probablemente nos sumemos para superar los inconvenientes y poder armar un plan a corto plazo para salir de las dificultades”.

Las llamadas “Letras del Tesoro” son títulos de deuda pública a corto plazo que representan una ganancia de intereses fijo para quien presta, garantizadas por los ingresos de origen federal que tiene la provincia a través de la coparticipación de impuestos. “Es una actividad que no nos gusta, porque a nadie le gusta tomar deuda, pero nos servirá para salir de la coyuntura difícil que tenemos, aún a costa de una tasa de interés que seguramente no será baja”, reconoció.

Antonena describió que “son plazos de 30, 60 o 90 días de devolución, pero eso dependerá de la tasa, lo más probable es que tomemos tiempos cortos y luego ir renegociando según las tasas y las condiciones del mercado”. El funcionario provincial recordó que el mecanismo pensaba utilizarse hace un par de semanas, pero se desistió por el nivel de incertidumbre que existía, el cual “se aplacó un poco ahora”.

La administración del gobernador del Chubut, Mariano Arcioni enfrenta un paro por tiempo indeterminado de los empleados públicos que paralizó al Estado provincial, y promete seguir así hasta que se termine con el pago a todos los trabajadores de la administración pública.

Ayer se depositó un tramo del sueldo de julio del segundo rango de agentes estatales, comprendido entre quienes cobran 40.000 y 65.000 pesos. Restan los que cobran más de $65.000, a quienes le acreditarán sus haberes recién el 29 de agosto. “Ya cobró el 70% de los empleados, pero todavía falta, y para eso necesitamos algún desahogo financiero”, explicó Antonena.

El propio ministro admitió que existió durante las anteriores administraciones un crecimiento del gasto público en concepto de masa salarial, al asegurar que “en el 2003 Chubut pagaba 23.000 sueldos, hoy paga 60.000”. Los datos oficiales a los que tuvo acceso Télam marcan además que la situación tiene parte de “herencia recibida”, pero mucho de decisiones actuales, porque dentro de la gestión de Mariano Arcioni la masa salarial creció.

En diciembre de 2018 era de casi 2.480 millones, y en mayo ese número creció a $3.635.548.733, tras los aumentos acordados y el crecimiento de la planta de personal.





Comentarios