De esta manera, los 100 trabajadores volverán a sus puestos de trabajo mientras se resuelve la situación de fondo.


Tras la decisión de Riva S.A. y Burgwart de suspender a 100 trabajadores encargados de realizar la obra del acueducto “Desvío Arijón”, finalmente en una audiencia celebrada este martes en la sede del Ministerio de Trabajo se resolvió dictar la conciliación obligatoria.

De esta manera, los afectados volverán a sus puestos de trabajo hasta tanto se resuelva el conflicto de la UTE que tiene a cargo la obra que llevará agua del Coronda hasta la ciudad de Rafaela.

El dinero permitirá concretar la segunda etapa del Acueducto Desvío Arijón.

Sebastián Miers, delegado de la UOCRA, precisó: “El Ministerio dictó la conciliación obligatoria porque no había motivo para esta decisión arbitraria que tomó la empresa”.

Y añadió: “Queremos dejar en claro que la empresa es conflictiva, ya tuvimos otros problemas y vamos a seguir con la audiencia por el sistema de trabajo que tiene de subcontrato”.

Tras la decisión de la cartera de Trabajo, el gremialista sostuvo que “es un alivio” para los empleados afectados “por la situación que estamos viviendo en el pais”.

Acueducto Desvío Arijón, tramo 1, 2, 3, 4 y 5, departamentos San Jerónimo, Las Colonias y Castellanos.

Consultado sobre el pago a los trabajadores, Miers manifestó que desconoce si la firma tendrá fondos para afrontarlo pero que “según Garibay no hay problemas ecónomicos”.

El propio funcionario del área de Infraestructura y Transporte había aclarado que la empresa compró letras que canjeaba periódicamente para hacer frente al pago de salarios. Con las medidas económicas dispuestas por el gobierno nacional, las empresas ya no pudieron realizar el canje, por lo tanto decidieron suspender a 100 trabajadores, con la consecuente paralización de los trabajos.




Comentarios