El profesor Luis María Bonini nació en Punta Alta, el 24 de febrero de 1.948, construyó una carrera notable y estuvo presente en varios hechos históricos del deporte argentino. Víctima de un cáncer violento falleció el 23 de noviembre de 2.017 en Santiago de Chile, país en el que se transformó en un referente en materia deportiva desde su llegada junto a Marcelo Bielsa en 2006.

El "Profe" Bonini trabajó con Marcelo Bielsa durante 21 años.

Terminados los estudios secundarios en Punta Alta, comenzó la carrera de Ciencias Económicas en la en la Universidad Nacional del Sur. Abandonó para dedicarse a la docencia como profesor de Educación Física. Sus comienzos fueron en el Ateneo de la Juventud, donde daba clases de natación y entrenaba a los juveniles y cadetes. “Arranqué en Ateneo de la Juventud a trabajar gratis, como nos iniciábamos en los 70. Daba clases de natación y entrenaba a los Juveniles y Cadetes. Me contrataron al año. El sentido amateur del deporte es la mayor enseñanza que me llevé de Ateneo”, contó.

El paso siguiente en su carrera marcaría un hito, no solo para Bonini sino para todo el deporte argentino. León Najnudel lo convocó para trabajar en Ferrocarril Oeste. “Podía ir a Obras Sanitarias o a Ferro. Opté por aprender”, explicó el profe que con León construyó una relación profesional que se transformó en una gran amistad.

Luis María Bonini (con bigotes) junto a su gran amigo, León Najnudel.El Gráfico

Fue una pieza de gran ayuda para el “Padre de la Liga Nacional de Básquet”, colaborando en todo con Najnudel y ayudándolo a presentar el proyecto donde hiciera falta. “Fue el cambio cualitativo más grande que el deporte argentino tuvo”, afirmó el puntaltense sobre la transformación del básquet que transformó a nuestro país en potencial mundial.

Siguió en Ferro, pero cambió de deporte para formar parte de otra transformación notable. Ser parte del memorable equipo de Carlos Timoteo Griguol, protagonista del fútbol argentino en los años ´80, década en la que el club de Caballito obtuvo sus dos títulos de Primera División.

Luis María Bonini y Carlos Timoteo Griguol

“Fue como mi hermano mayor. Apareció en una etapa de transición en mi vida, muy bohemia y de mucha noche. Me ordenó y, profesionalmente, me dejó crecer muchísimo” dijo sobre su relación con el “Viejo”. Ferro resultó el primer equipo del país que empezó a hacerles las mediciones antropométricas y fisiológicas a sus jugadores. Me dio mucha bronca cuando lo comenzaron a considerar recién a los 65 años, mientras dirigía a Gimnasia y Esgrima La Plata”, agregó a la revista “El Gráfico”.

Tras esa experiencia su camino se cruzaría con el del “Loco”, Marcelo Bielsa, junto a quien dirigió el Club Atlas de Guadalajara (1992-1994), el Club América (1995-1996), 1997 Vélez Sarsfield (1997-1998), el R. C. D. Español (1998), la Selección de fútbol de Argentina (1998-2004), la Selección de fútbol de Chile (2007-2011) y el Athletic Club (2011-2013).

Argentina obtiene por primera vez la medalla de Oro olímpica en fúbol. Luis María Bonini fue parte del cuerpo técnico.Shutterstock | Shutterstock

En ese recorrido de más de dos décadas junto a Bielsa hubo éxitos como el título con Velez y fracasos , como el Mundial 2002 de Corea y Japón.

Pero el “Profe” Bonini hizo historia en Argentina, Chile y España. Representando a nuestro país fue protagonista de la primera medalla de Oro olímpica en fútbol, obtenida en Atenas 2004. Sobre esa medalla dijo: “La corona y el ramo de flores son maravillosos. Pero, sin falsa modestia, lo que más valoro de esos Juegos Olímpicos de Atenas 2004 es el grupo. Nadie se olvidará de lo que vivimos en la Villa Olímpica. Si me dieran a elegir, preferiría volver a disputar los Juegos Olímpicos antes que un Mundial, por lo que se respira en lo deportivo”.

En Chile Bonini encontraría mucho más que trabajo. De la mano del Bielsa forjaron la mejor camada de futbolistas del país trasandino. La Generación Dorada con el puntaltense como pieza clave volvió a jugar un mundial tras 28 años y sentó las bases para ganar por primera y segunda vez de manera consecutiva la Copa América, ya con Jorge Sampaoli y Juan Antonio Pizzi como técnicos. Bonini ya no estaba en el cuerpo técnico pero quedó en el corazón de los jugadores y el pueblo chileno para siempre.

Mundial 2014. Bonini ya no es el "profe" de la Selección de Chile y comenta partidos para la TV Nacional. Los jugadores van a saludarlo en medio de la transmisión.

España también disfrutó de este puntaltense. Otra vez con Bielsa hizo historia y llevó al Athletic de Bilbao a dos finales: la Copa del Rey y la Europa League, los resultados fueron esquivos pero el paso por el País Vasco dejó su huella en el “Profe”. “Me dan ganas de llorar cuando me hablan de Bilbao. Ir al Athletic fue como si hubiera vuelto a Ferro, porque regresé al sentimiento amateur. En Bilbao, solo juegan los nacidos en el País Vasco; y ese sentido de pertenencia hace competitivo al equipo. Allí sí que juegan por un sentimiento, al margen de que ganan mucho dinero, como lógicamente ocurre en el fútbol”.

Tras esa experiencia volvió a Chile donde se quedó para siempre. Fue parte del staff deportivo en Televisión Nacional de Chile (TVN) para la Copa Mundial de Fútbol realizada ese año en Brasil y el año siguiente para la Copa América 2015 realizada en Chile. En 2016 llegó al Club Universidad de Chile, para trabajar junto a Sebastián Beccacece.

Un cáncer muy agresivo apagó su vida en solo 7 meses. Luis María Bonini falleció en Santiago de Chile el 23 de noviembre de 2.017. Donde fue dejó su legado. Puntaltense notable.