Cáritas de la parroquia Cristo Rey necesita seguir asistiendo a las familias más vulnerables del barrio Nueva Bahía Blanca y busca familias solidarias. 


Ante el crecimiento de pobreza en la ciudad de Punta Alta y ante la situación crítica que atraviesan  las familias vulnerables del barrio Nueva Bahía Blanca, instituciones como Cáritas (sostenidas por los fieles sin ayuda estatal)  acuden a buscar soluciones a corto plazo.

En Coronel Rosales existen 5 Cáritas con sus extensiones, dependientes de la iglesia católica en todo el mundo. Las mismas acuden a realizar estrategias para lograr ayudar a quién lo necesita sin tener en cuenta la religión y la entrega es semanal de mercadería y/o ropa. 

Además, la ropa que no es entregada, es vendida en roperos económicos y con lo recaudado compran elementos de higiene, limpieza, aseo personal, material de construcción y otros productos como el pan. 

Lilian Obregón, voluntaria de Cáritas Cristo Rey explicó, ” estamos atendiendo entre 28 y 30 familias del barrio nueva bahía blanca. Las mismas están en situación de vulnerabilidad y estamos llevando adelante un proyecto. Necesitamos familias que quieran ser amigos de Cáritas y sumarse a esta obra caritativa”. 

Mauro Bernasconi, director de Cáritas agregó que ” estamos trabajando para brindarle una mejor atención a las familias y como aumento la demanda, queremos proponer una canasta de alimentos que sea nutritiva”.

En la actualidad llevan adelante el proyecto “amigos de Cáritas” que consiste en que una familia firme un compromiso por el tiempo que pueda y done un alimento, en especial leche. La donación se entregará una vez por mes y de esa manera lograrán tener la información certera, que no les faltará asistencia para los vulnerables. 

Los que deseen colaborar podrán acercarse los días miércoles de 14 a 17 hs. en 9 de julio 1296. 






Comentarios