El programa reúne alrededor de 400 chicos en sus sedes de Villa Maio, Villa Arias y Barrio Laura.


Inauguración sede Villa Arias de Envión en octubre de 2018.

El programa Envión comenzó sus actividades en sus 3 sedes de Coronel Rosales, participan del mismo alrededor de 400 chicos entre 12 y 21 años que realizan talleres, tienen el acompañamiento de profesionales y reciben ayuda escolar.

En Coronel Rosales funcionan en el Polideportivo Municipal ubicado en Colón y Río Dulce, sede histórica del Programa inaugurada en 2010. A esta se sumaron en 2017 la sede que hoy funciona en Barrio Laura en calle Mar del Plata 88 y en 2018 la de Villa Arias en Miguel Cané y Panamá.

Sede Envión Villa Maio

“Fue uno de los objetivos que siempre tuvimos en la Secretaría de Desarrollo Social desde que asumió Mariano Uset”, afirmó Santiago Maidana, director de Niñez, Adolescencia  y Familia de Coronel Rosales.

El funcionario recordó que las gestiones llevaron su tiempo, pero que fruto de las mismas se pudo lograr en junio de 2017 la apertura de la sede que funciona hoy  Barrio Laura y en octubre de 2018, la de Villa General Arias. “Esto nos permitió llevar el programa a las localidades y que no todo quede centralizado en Punta Alta”, dijo.

Comienzo de las actividades 2019

“Ya están funcionando las tres sedes, de esta manera iniciamos las actividades de 2019. las actividades están a pleno y alrededor de 130 chicos en cada una de ellas pueden disfrutar de los beneficios del Programa, Todas funcionan en el horario de 8 a 12 y de 13 a 17″, explicó Maidana.

Sede Envión Barrio Laura

El director del área comentó además: “Es bueno mencionar que las inscripciones no se cierran, por lo tanto el grupo de beneficiarios es abierto. Los participantes reciben una beca mensual por asistir y quienes estén interesados en concurrir deben acercarse a las sedes para hablar con el equipo técnico que trabaja allí y de esta forma iniciar la tramitación para incorporarse”.

Sede Envión Villa Arias

En cuanto a las actividades que se desarrollan en Envión mencionó los talleres que tienen los adolescentes, tales como panadería, repostería, cocina, artística y manualidades, entre otros. “Además de estos talleres, los chicos tienen actividades recreativas, de apoyo escolar y psicopedagógicas y trabajan de manera permanente acompañados por tutores y equipos técnicos. También con los profesionales trabajamos en talleres para padres, brindando herramientas que puedan utilizar para la crianza y educación de hijos”, concluyó Maidana. 






Comentarios