El director de Protección Ciudadana y Medioambiente afirmó que las lluvias complicaron las tareas y que la situación los sobrepasó.


Los reclamos de los vecinos de las localidades y la periferia de la ciudad se expresan en los medios y en las redes sociales. Calor, clima húmedo y pastos altos hacen una combinación favorable para la proliferación de moscas, mosquitos y otros insectos.

La dirección de Protección Ciudadana y Medioambiente es la encargada de llevar adelante las tareas de fumigación tan necesarias en los meses previos al verano. Los resultados hasta aquí dejan disconformes a los rosaleños, fundamentalmente a aquellos que residen en los lugares mencionados.

Carlos Montero

“Estamos reforzando la fumigación y ya establecimos un cronograma para todo el mes de diciembre, pero siempre hay que aclarar que el mismo queda sujeto a factores climáticos. Los días de lluvia o de mucho viento no podemos brindar el servicio porque no tiene efecto. Atendiendo estos factores durante los últimos dos meses y medio, estamos retrasados de acuerdo al plan original, es por eso que tenemos que intensificar las tareas este mes”, explicó Carlos Montero, a cargo de la Dirección.

El funcionario especificó que durante el fin de semana se fumigó en varios sectores. “Trabajamos viernes a la noche, sábado mañana, tarde y nochy domingo por la noche. Lo hicimos en varios sectores como la Nueva Bahía Blanca, Barrios ATE III, IV y VII, Los Álamos , Circuito de Salud desde Moreno a Pasaje Gutierrez y desde Villa del Mar hasta el acceso a la Base Naval”, dijo.

También explicó que durante este mes se pasará dos veces por cada sector y que los horarios elegidos fueron despues de las 22 horas y de 5.30 a 8.30, teniendo en cuenta las precauciones que se deben tomar ya que los productos que utilizan pueden afectar la salud de las personas. Recalcó: “Es importante quitar antes o renovar el agua de los bebederos al momento de la fumigación y no exponerse o dejar prendas dentro del radio de acción directa de los productos, que es de unos 20 metros”.

Montero reconoció que las incidencias del clima les jugó en contra. “Estamos sobrepasados en algunos objetivos que teníamos planteados para esta época del año. La cantidad de lluvias caídas en estos meses además favoreció el crecimiento de pastos y malezas, y si bien se refuerzan las tareas para combatir a los insectos, hay lugares como el Circuito de Salud, plazas y parques en los que estamos desbordados y nos demora.  Seguimos haciendo el trabajo pero es muy cierto que necesitamos que el clima nos ayude y esto no ha venido sucediendo”, indicó.

Fumigación Manual

También comentó que con el personal de la Dirección se trabaja en las lagunas que se forman a causa de las lluvias y se refuerzan las acciones con el uso de larvisidas y en muchos casos se utiliza la fumigación manual para aquellos lugares de difícil acceso.

Finalmente Montero expuso que un tema importante para esta época del año es el referido a los terrenos baldíos ante la posibilidad de incendios. “En muchos casos no podemos dar con los dueños y ellos son los reponsables del mantenimiento de los mismos. Considero necesario que los vecinos también colaboren o soliciten ayuda, para esto se pueden comunicar las 24 horas al 103, o bien de 7 a 13 al 421381″, cerró.






Comentarios