La Fundación de Apoyo al IAF donó respiradores a hospitales militares. Las unidades de asistencia respiratoria serán destinadas a las terapias intensivas de distintos nosocomios militares del país.

Por parte de la Armada Argentina, los Hospitales Navales Pedro Mallo y Puerto Belgrano recibirán el equipamiento.

Este jueves por la tarde, en una ceremonia realizada por videoconferencia, se llevó a cabo la entrega formal de cinco respiradores por parte de la Fundación de Apoyo al Sistema Administrativo del Instituto de Ayuda Financiera para Pago de Retiros y Pensiones Militares (IAFPRPM).

Donación

En la sede del IAFPRPM, su presidente, doctor Guillermo Carmona; junto al presidente de la Fundación de Apoyo al Sistema Administrativo, General de Brigada (RE) Carlos María Marturet; recibieron al Ministro de Defensa, ingeniero Agustín Rossi, quien estuvo acompañado por los Jefes de las Fuerzas Armadas y otras autoridades de la Operación «General Belgrano».

Donación

Los mismos serán destinados a nosocomios militares que en la actual situación pandémica no solo prestan servicio a personal afiliado al IOSFA, sino también a la comunidad en general.

Fundación de Apoyo al Sistema Administrativo del IAF

Fue creada en 1992 con el objeto de cubrir las necesidades administrativas básicas que permitan el funcionamiento del Instituto, permitiendo de esa manera garantizar una atención ininterrumpida y eficaz al beneficiario.

Se trata de una organización sin fines de lucro, que no solo cumple el objetivo con que fue concebida, sino que también tiene una labor complementaria, relacionada con las áreas de sanidad, bienestar general, educación y cultura. De este modo, busca mantener un servicio previsional de avanzada, en sentido amplio y abarcativo.

La Fundación se mantiene con el aporte mínimo y voluntario que realizan los retirados y pensionados de las Fuerzas Armadas. Así se logra, por ejemplo, mantener en funcionamiento las 19 delegaciones IAF que se encuentran a lo largo del país, además de brindar pensiones provisorias a viudas o deudos y actualizar los sistemas informáticos de trabajo, entre otras actividades.

Fuente: Prensa COAA