Con goles de Romero y Sabatini el rojinegro ganó 2 a 0, en un partido que tuvo tres expulsados.


Por jerarquía individual Sporting resolvió el clásico ante Rosario por 2 a 0, Con goles de Gabriel Romero en el comienzo del segundo tiempo y de Mauro Sabatini a poco para el final el rojinegro volvió a quedarse con el clásico de Punta Alta y ganó 4 de los 5 jugados este año.

La victoria del equipo de Fito Cuello se justifica en el acierto para concretar las situaciones propicias en los momentos oportunos.

Primer tiempo parejo y con polémica

Pocas situaciones, mucha marca, presión y fricción, así fue gran parte del primer tiempo. Sporting manejó más la pelota, con Castellano, Otero y Linares, pero se encontró con un Rosario ordenado que supo esperarlo y cerrarles los accesos al área. Los avances de Sporting terminaron fundamentalmente en los centrales o el arquero del tricolor.

El primer tiempo no ofreció muchas situaciones

La primera polémica llegó. En un contragolpe Herrera salio casi hasta el borde del área y disputó el balón con Pierce, que finalmente convirtió el gol, que fue anulado por el árbitro a instancias del línea.

Pierce se lleva la pelota y convertirá pero el gol será anulado

El asistente le indicó al árbitro Lautaro Andreis que Herrera tomo el balón y que Pierce lo choca provocándole la pérdida de la pelota por infracción. El juez principal (bien ubicado), dejó seguir, pero posteriormente invalidó la acción y el partido siguió 0 a 0.

El asistente informa a Lautaro Andreis por la falta de Pierce a Herrera y gol será anulado

Segundo tiempo: Romero lo abrió en la primera que tuvo

Pocas veces un cambio rinde tanto en tan poco tiempo. Romero ingresó por Rivarola desde el arranque del segundo tiempo y en la primera que tuvo remató de media distancia, para derrotar a Arias y poner el 1 a 0. La jugada nació en la derecha con Matías López que superó a Rosales por la banda derecha; la pelota atravesó el área y Romero ubicado por el otro sector terminó con un disparo que fue la apertura del marcador.

Gabriel Romero dedica su gol (Foto Néstor Franchi)

Rosario movió el banco con los ingresos de Lezcano y Franchi por Medina y Dindart, el equipo tricolor le quitó la pelota al local y tuvo buenos momentos en el partido, pero no tuvo profundidad, el esfuerzo de Pierce fue poco acompañado por el resto, y se terminó diluyendo ante la solidez de Fochesatto y Walker en el fondo.

Pierce luchó muy solo contra los defensores rojinegros

Cuello volvió a meter mano en el banco y encontró soluciones. Adentro Gigena por Sanhueza. La cabeza del recién ingresado fue la que habilitó a Mauro Sabatini para que se despachara con un golazo que sentenció la historia.

Sabatini festeja su gol

Con poco por jugar, vinieron las expulsiones, por una infracción Damian Fernández, por agresión a Castellano que estaba en el piso, Agustín Lezcano y en el tumulto también vio la tarjeta roja Gabriel Romero.

Romero y Lezcano vieron la tarjeta roja

La victoria deja a Sporting aún con chances de pelear por el “1”, el semana próxima juega con Liniers, el puntero con 5 unidades más que Sporting. Si gana el rojinegro seguirá en carrera por la ventaja deportiva, si no obtiene la victoria deberá seguir jugando para quedarse con el segundo puesto.

Para Rosario el panorama es otro. Sumó su cuarto partido sin victorias y de poder pelear por el número “1” hace un mes, ahora corre serios riesgos de quedar séptimo y tener que jugar una reválida, por muchos factores el partido de la próxima fecha será clave para el tricolor. 

Sporting festejó en el clásico




Comentarios