Ante la posibilidad de reapertura de fronteras entre Posadas y Encarnación, el intendente de la ciudad capital, Leonardo Stelatto, afirmó que desde el Municipio se planteará en primera instancia la habilitación del puente internacional solamente para actividades turísticas y familiares.

No obstante, Stelatto aclaró que la prioridad del Gobierno provincial es buscar la habilitación del puente que une Puerto Iguazú con Foz de Iguazú, y el Municipio respetará las decisiones a nivel nacional y provincial. De esta manera, una vez que se avance en la reapertura gradual del Puente Internacional San Roque González de Santa Cruz, se buscará unificar los criterios de controles con las autoridades de Paraguay.

En cuanto a los criterios que planteará el Municipio, el intendente posadeño señaló se solicitará que en primer lugar el puente se habilite específicamente para actividades turísticas, gastronómicas, recreativas y familiares, teniendo en cuenta que muchos argentinos tienen familiares paraguayos a quienes no ven desde el inicio de la pandemia y viceversa.

Además de los requisitos sanitarios, se solicitaría la aclaración de la actividad que realizarán las personas que migren y el lugar donde se hospedarán.

Por otra parte, Stelatto pidió a los comerciantes posadeños “que se pongan al nivel de las circunstancias que está pasando la gente para que podamos convivir y que ellos puedan trabajar también”.

Posadas solicitará que el Puente Internacional San Roque González de Santa Cruz sea habilitado con fines turísticos y familiares.

Requisitos para ingresar al territorio nacional

  • Se solicitará para el ingreso al país: Esquema de vacunación completo, con fecha de última aplicación por lo menos 14 días previos al arribo al país. Test de PCR negativa en las 72 horas previas al embarque, o antígeno en el punto de ingreso hasta que defina la autoridad sanitaria. Test de PCR al día 5 a 7 del arribo hasta que lo defina la autoridad sanitaria.
  • Aquellas personas que no presenten esquema de vacunación completo incluyendo los menores deberán realizar cuarentena, test de antígeno al ingreso, y test de PCR al día 7.
  • Al momento de alcanzar el 50% de la población completamente vacunada: se dejará de realizar test de antígeno al ingreso (salvo los no vacunados) y PCR al día 5-7; se podrá levantar el cupo, ya que de esta manera se minimiza el impacto.