Brindan datos clave para los pilotos: nubes, visibilidad, viento, presión, temperatura, humedad y precipitación.


Los aeropuertos de Posadas e Iguazú contarán con sensores meteorológicos de superficie automáticos que le permitirán a los aviones operar con una visibilidad mínima de entre 200 y 550 metros. Esto ahorrará tiempo, evitará demoras, desvíos a aeropuertos de alternativa, cancelaciones y dará mayor seguridad a los vuelos según la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA).

Los parámetros que miden los equipos son alcance visual en pista, altura de las nubes, visibilidad, dirección e intensidad del viento, presión, temperatura, humedad, precipitación y radiación solar para el cálculo de las horas de operación diurna. Se suma a los sistemas de detección de rayos instalados ya en nueve aeropuertos, entre ellos Iguazú.

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich; el presidente de EANA, Gabriel Giannotti; director regional de Vaisala, Aleksis Kajava, y el embajador de Finlandia, Teemu Turunen. (EANA)

Se trata de dos sistemas AWOS CAT III que permitirán operar con rango visual de pista de 200 metros y otros 29 sistemas AWOS CAT I para operar con una visibilidad mínima de 550 metros. No se informó dónde se colocarán los dos primeros. Serán instalados en 31 aeropuertos de la Argentina.

El AWOS (sensores meteorológicos de superficie) brindará datos puntuales, localizados en la zona de contacto de la pista instrumental para ejecutar aterrizajes precisos de manera más confiable. El Ministerio de Transporte informó que adquirió por 15 millones de euros estos nuevos sistemas de observación meteorológica para los principales aeropuertos.

La compra es realizada por la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA) con fondos del fideicomiso que se nutre de las tasas que cobra el sector aéreo: la adquisición de los equipos costará 8,8 millones de euros y su instalación, 6 millones de euros. Los primeros se instalarán en Córdoba y San Fernando y los restantes este año y finales de 2020.

“Disponemos de recursos millonarios y no requiere gasto del Presupuesto”, dijo el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich. “Las obras y las compras son más baratas porque son más transparentes las licitaciones. El sistema crece y genera más ingresos. Y hemos eficientizando los gastos”, explicó.

 La empresa que ganó la licitación es Vaisala, una firma finlandesa que tuvo una fábrica desde 1962 hasta 1989 en Argentina y sólo quedó una representación comercial. Tiene presencia en 300 aeropuertos de América latina y el Caribe y en unos 2000 en el mundo.

Los equipos se instalarán en Catamarca, Comodoro Rivadavia, Córdoba, Corrientes, El Calafate, Bahía Blanca, Esquel, Formosa, Jujuy, La Rioja, Mendoza, Neuquén, Paraná, Posadas, Puerto Iguazú, Río Gallegos, Río Grande, Rosario, Salta, San Fernando, San Juan, San Luis, San Martín de Los Andes, San Rafael, Santa Rosa, Santiago Del Estero, Termas de Río Hondo, Trelew, Tucumán, Ushuaia y Viedma.






Comentarios