Fue en el marco de cooperación entre Perú, Bolivia y Argentina. La chica había sido captada a través de redes sociales.


Los trabajos investigativos que tuvieron como desenlace el rescate de esta joven de 18 años, comienza con la denuncia que hicieron los familiares de la posadeña en el Juzgado de Instrucción Número 1 ante la desaparición de la misma.

Luego de determinar que la joven había sido captada por una organización de trata a través de las redes sociales, la Gendarmería Nacional y la policía peruana comenzaron un trabajo coordinado para rescatar a la chica del paradero en el que se encontraba, a 308 kilómetros de Lima, la capital de Perú.

El lunes la joven posadeña fue puesta al resguardo por efectivos de la Gendarmería y pronto se reencontrará con sus familiares.






Comentarios