El INYM será sede de las reuniones en las que se tratará de fijar el precio de la hoja verde de yerba mate.


Ante los rumores de que el precio que Nación impulsaría comprendería un aumento de tan sólo el 10 %, productores de toda la provincia se reunieron desde el primer lunes de febrero para tratar de establecer un precio justo por la hoja verde de yerba mate.

Las posturas se encuentran divididas entre los productores del norte y la de los del resto de la provincia, los primeros piden que el precio se fije en 13 pesos, en tanto que los de la zona sur y centro consideran justo que el kilo de hoja verde valga 50 centavos de dólar.

Aseguran que el precio de ser fijado en dólares, beneficiará tanto a los molinos – quienes se favorecen con la exportación – como al productor que podrá mantener actualizado el valor de la hoja verde con las fluctuaciones de la divisa norteamericana en relación al peso.

Angel Ozeñuk es un productor que se reunió junto a sus pares en el INYM en representación de San Vicente y contó “nosotros vamos a pedir 50 centavos dólar de ese precio no queremos movernos, porque si sube el dólar también beneficia a los que exportan. Esto sin duda se va a derramar dentro del mercado interno misionero y creo que va a ser muy importante que el productor pueda trabajar bien y en su chacra”.

Julio Petterson, referente del norte misionero afirmó “nosotros llevamos la propuesta de precio firme de, mínimo, 13 pesos”. La grilla de costos, en tanto, arroja un valor de 15,36 pesos. El precio actual de la hoja verde se paga a 8,40 pesos el kilogramo y los productores están disgustados porque resuena entre los pasillos del INYM que, de no haber acuerdo, Nación solo aprobaría un aumento del 10%.

En la misma línea, afirmó además que el Gobierno Nacionalhasta ahora ni siquiera pagó la interzafra del trabajador, cuando nosotros los productores ya la pagamos con ayuda gremial. Ahora tuvo que salir la provincia a respaldar a los trabajadores misioneros”. Remarcó también que los grandes empresarios pretenden imponer sus precios y que, además, la Nación no tiene en cuenta los índices inflacionarios actuales ni tampoco los niveles que habrá durante los próximos meses.






Comentarios