Un taller familiar de Oberá realizó la primera exportación de cosechadoras de té. Fabrica más de 20 máquinas por año.


Una familia pionera de Misiones construye cosechadoras de té y, además de abastecer al mercado local, ya logró exportar sus máquinas a Ecuador y Kenia. Desde su taller metalúrgico en Oberá, la pyme de la familia Lory es líder en Misiones donde, con 38 mil hectáreas, se produce casi todo el té argentino. Corrientes suma otras 2.500 hectáreas y alrededor de 2.000 cosechadoras hacen la poda en las plantaciones.

Con su taller de Lory Máquinas, con diez empleados, esta familia se afirmó con nueva tecnología a lo largo de tres generaciones. Desde hace 40 años fabrica equipos que también se usan en los canteros y fertilización de las plantaciones tealeras.

El patriarca de la familia, quien cosechó té manualmente, construyó sus primeras cosechadoras con partes de autos y otros vehículos, impulsadas por motores de tractores Fiat. Ahora, quienes tienen más recursos, usan los John Deere de 45 HP.

Jorge Lory, gerente de la fábrica de cosechadoras de té. (Visión Misionera)

Jorge Lory, el actual gerente, tomó la posta de su padre, admite que la crisis de 2018 los golpeó cayendo de un promedio de 20 a 25 cosechadoras anuales, a 14 el año pasado. David Lory, tercera generación e ingeniero electromecánico, diseñó las nuevas máquinas 4×4, con cabina climatizada, que lograron colocar en Ecuador y Kenia.

Equipo de trabajo de Lory Máquinas. (Visión Misionera)

En noviembre de 2018 exportaron la primera cosechadora a Kenia, con equipamiento extra para la poda, rebaje, canteado y fertilización en cultivos de té. Es similar al comercializado en Misiones, pero con un novedoso transporte de té desde el tren de corte hacia el cajón recolector, para asegurar una gran calidad de los brotes.






Comentarios