La actriz, que representa el sueño de la comunidad guaraní Itá Poty Mirí, cuestionó a la jurado por ningunear su trayectoria.


El conflicto entre Soledad Fandiño y Laurita Fernández en el Bailando 2018 parece no tener fin, y este jueves sumó un nuevo y tenso capítulo. La bailarina, que junto a Nicolás Villalba representa el sueño de la comunidad mbya guaraní Itá Poty Mirí, de Puerto Iguazú, tuvo un cruce muy picante con la jurado, a quien volvió a cuestionar por sus duras críticas y por desconocer su trayectoria.

Todo comenzó cuando Fandiño reconoció que terminó llorando después de la devolución de Fernández en la ronda de salsa de a tres. “Me dijeron que te molestó mi devolución y vos el otro día me pediste un devolución técnica. Por eso te hablé técnicamente. Me comentaron ‘a Sole le molestó tu devolución, ¿en otras cosas te gusta?’. Respondí ‘no la conozco’, pero porque de verdad no tuve el gusto de verte”, le contestó Laurita.

“En todo caso la que no debería conocer lo que hacés, soy yo. Sin embargo, vine, me informé y me enteré de un montón de cosas”, le retrucó la participante. El intercambio siguió y ahí llegó el comentario más fuerte de la noche. “Bueno chicos, está Google, nos informamos un poquito y sino preguntale a tu novio (por Nicolás Cabré), que me conoce muy bien”, disparó Sole, haciendo referencia a su relación pasada con la actual pareja de Fernández.

Luego del tremendo impacto que generó esa declaración, la jurado intentó terminar la discusión: “Me cansé, con mi novio hacemos cosas más copadas que andar hablando de sus ex o de los míos”. “Entonces usá la computadora, mi vida. Igual, mejor que no le preguntes“, concluyó la concursante.




Comentarios