Se abstuvo de declarar luego de la acusación formal realizada por el juez.


Se abstuvo de declarar el camionero que atropelló y mató a Franco Emanuel Sotelo, luego de ser imputado esta mañana por el delito de homicidio culposo. Sotelo era seguido de cerca por la Policía de Misiones, ya que se cree que fue el autor de rapto y violación de una nena de seis años en Pozo Azul.

El hombre trabajaba para una empresa de logística e iba en sentido Garupá-Calendaria cuando Sotelo apareció en su camino por ruta 12 cerca de donde funcionaba un local bailable, “Colonia 622”. El camionero explicó a los medios, el día del accidente, que no tuvo tiempo para esquivarlo.

El juez de Instrucción Uno de Posadas, Marcelo Cardozo realizó la acusación formal y el hombre se abstuvo de declarar. Al principio del accidente se manejó la hipótesis de que Sotelo se habría tirado abajo del camión para terminar con su vida, pero luego se dio a conocer versiones de que quiso cruzar la ruta y seguir su fuga.

En el juzgado continúan reconstruyendo los últimos minutos de vida de Sotelo. Días atrás había declarado un testigo que aseguró haber escuchado disparos antes de que se produjera el accidente.

En la segunda autopsia del cuerpo se le encontró en la espalda una bala calibre 22, que habría sido disparada a corta distancia. Esto coincidiría con los testimonios que en la tarde del 17 de abril circulaba por la colectora de la ruta cuando oyó gritos y vio a un joven con tatuajes y el torso desnudo corriendo mientras era perseguido por policías.

De hecho uno de los efectivos se le acercó y le pidió que lo llevara hacia la zona donde se producía la persecución. Mientras llevaba al agente de policía logró escuchar dos disparos, al llegar a la escena vio a Sotelo muerto sobre el asfalto tras ser atropellado por el camión, según publicó Misiones Online.




Comentarios