La Policía de Misiones pidió colaboración a la población para dar con el paradero de uno de los sospechosos del crimen.


El luminol detectó sangre en el auto del prófugo acusado de raptar y atacar sexualmente a una nena de seis años en Pozo Azul. Las pericias detectaron vestigios de sangre en los asientos traseros, todavía deben determinar si pertenecen a la victima que se mantiene con soporte vital en el Hospital Fernando Barreyro de la ciudad de Posadas.

Sigue prófugo Franco Emanuel Sotelo de 24 años, para la Policía de Misiones es el segundo sospechoso en el caso de rapto y abuso sexual el sábado pasado a una niña de 6 años en la zona urbana de Pozo Azul.

Sotelo estuvo oculto en la casa de su ex pareja en la Chacra 181, de donde logró escaparse cuando los uniformados llegaron al lugar saltando por los techos de los vecinos del barrio.

En las proximidades se incautó el vehículo de tres puertas que habría sido utilizado para secuestrar a la menor, ya que fue identificado por una testigo sobre la ruta provincial 20 la mañana del sábado. 

Se cree que el prófugo habría utilizado este auto para capturar a la menor que iba acompañada de su hermana de 12 años y su madre. Ambas fueron golpeadas con un hierro por el sospechoso antes de llevarse a la víctima. La madre se recupera en su hogar, mientras que la adolescente se encuentra junto a su hermana en el Hospital de Pediatría de Posadas, según informó El Territorio.




Comentarios