Casi no hay lugar para refugiarse del calor, salvo el interior de las casas. La otra alternativa es ir a balnearios abarrotados donde poder remojarse.


La sensación térmica trepó al 41,5°C pasado el mediodía de Posadas y aunque está nublado no se avizora una lluvia inmediata. Lo informó la OPAD.

Sin embargo el pronóstico anunciaba algunas tormentas aisladas por la tarde. El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) las posterga para este lunes.

Ante el clima sofocante, con una humedad del 67 % los vecinos de Posadas se han volcado a las piletas públicas, a las dos playas autorizadas en la ciudad, que son El Brete y la de Miguel Lanús.

También están cercanas las playas de Garupá y Candelaria, con la posibilidad de viajar 90 kilómetros y disfrutar de la arena del Lago de Yacyretá en Corrientes.




Comentarios