Las cifras son alarmantes y obligan a reivindicar la importancia de la detección precoz para un tratamiento adecuado. Los datos fueron presentados por la Secretaría de Salud de la Nación.


Días atrás mediante el Boletín Oficial sobre VIH-Sida, Sífilis e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), publicado por la Secretaría de Salud de la Nación, informaron que en la provincia de Misiones se registró un 41% de diagnósticos tardíos, es decir pacientes que toman conocimiento de su enfermedad ya en estado avanzado.

Este número hace ruido teniendo en cuenta que la media nacional es de un porcentaje menor: 36%. Dentro del período 2017-2018, los porcentajes más altos aparecieron entre hombres de la región del NEA y el Área Metropolitana de Buenos Aires, así como de las regiones Centro y Nordeste.

Las Infecciones de Transmisión Sexual generan desórdenes crónicos como cirrosis, cáncer, esterilidad, aumento en el riesgo de transmisión de VIH, infecciones congénitas, abortos y partos prematuros.

La sífilis, de no tratarse, indican que aumenta de a dos a tres veces los riesgos cuando de grupos vulnerables se trata: en Argentina por cada 100 mil habitantes, el 51,1% de personas tiene sífilis, es decir más de la mitad de las personas.

En Misiones se identificaron la mayor cantidad de casos durante 2018: alrededor de 95 nuevos pacientes. Le sigue la provincia de Corrientes con 83 casos , Formosa con 70 y Chaco con 16. En lo que respecta a niveles nacionales, cerca de unas 139 mil personas son portadoras del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

De este número, un 17% desconoce que lo es. Otras 59 mil personas se encuentran en tratamiento con medicamentos antirretrovirales. La mediana de edad de diagnóstico de hombres y mujeres fue de entre 31 y 32 años.

Las causas de transmisión, por otra parte, indican que el 95 y el 99% de mujeres y hombres, respectivamente, se infectaron por no utilizar protección durante el acto sexual (datos obtenidos entre 2016 y 2018).

Otra vía es la de compartir material para uso de drogas, lo que corresponde al 0,4% en mujeres y un 0,8% en varones, y una tercera causa se debe a la transmisión perinatal -mediante el embarazo de madre a feto, durante el parto o a través de la lactancia-, significando un 2,5% en mujeres y un 0,6% en varones.




Comentarios