El ministro de Hacienda de Misiones informó cuál es la situación de la provincia ante las deudas. Explicó que hay desahogo respecto a intereses.


La provincia de Misiones solo asignará un 2 % de su presupesto de 2020 a pagar servicios de la deuda, lo que la coloca en mejor situación para superar la crisis. Y recaudará el 80 % de sus fondos para funcionar, mientras que el 20 % restante vendrá desde la Nación.

Así lo confirmó el secretario de Hacienda de la provincia, Adolfo Safrán, quien dijo que la reducción de IVA y Ganancias dispuesta por Nación le costó a Misiones una merma de 150 millones de pesos en coparticipación solo en septiembre.

Safrán consideró que el próximo Gobierno nacional deberá adoptar una política “redistributiva en serio” y un plan de obra pública que priorice al norte del país.

El proyecto de Presupuesto 2020 no prevé la toma de deuda. Esa disciplina financiera hizo que el pago de intereses de la deuda tenga aquí un peso casi insignificante en comparación con la mayoría de las demás provincias y la Nación.

Misiones no salió a tomar deuda, incluso cuando desde Nación sugerían cubrir con endeudamiento en dólares las necesidades producidas por el quite de ayuda de la Nación.

Misiones tuvo una conducta muy acertada de no tomar deuda cuando en 2016 o 2017 aparecían bancos y consultoras ofreciéndote 100 o 200 millones de dólares a 15 años”, recordó Safrán en declaraciones a Misiones Online TV.

Otra de las características centrales del Presupuesto 2020 es que 80% del total de los recursos son provinciales y solamente un 20% son aportes nacionales. Safrán indicó que en años anteriores los aportes de Nación alcanzaban el 30 o hasta el 35 por ciento del total de los recursos. 

Safrán reclamó una política de ayuda para el Norte del país. “Estructuralmente el norte siempre fue el más pobre del país, tenemos los salarios promedio más bajos del país, eso hace necesaria mayor presencia del gobierno federal en programas para sacarlo de esta situación de pobreza”.

“Las obras de infraestructura son las que generan la base de crecimiento a largo plazo. La obra pública genera fuentes de trabajo directas pero más importante, genera condiciones para el desarrollo económico”, destacó.




Comentarios