Se hizo famoso en las redes sociales y desafió a Marcelo Tinelli cuando lo invitó, a ir "lunes o martes, a tirar unos pasos".


Lo veían bebiendo “birren”, cargando a los “chikens” o llamando “imbéééécil” al que hacía una macana o porque sí nomás. El “Mismísimo Diablo” se ganó su apodo en Panambí, un pueblo sobre la ribera del río Uruguay. Esta noche sale de su “casitens” en Misiones para estar con Marcelo Tinelli en el Bailando.

Osvaldo Suárez, tiene 33 años, pero su nombre desapareció bajo el personaje del “Mismísimo Diablo”. Si alguien en Misiones usa el “imbéééécil” en medio de una conversación, no le está diciendo tonto a nadie. Es una de las muletillas del influencer.

También saluda diciendo “¡Hola chikens!” e invita a una “birren” que en su idioma humorístico significa una “birra”, una cerveza.

Nació en Jardín América y hoy vive cerca de Oberá, en Los Helechos, donde viven sus dos hijos con su esposa, una morocha alta y espigada.

Otra de sus frases que pegó en la gente que lo sigue es “¡Aguante el reviro con güevens!”. Vendría a significar los huevos fritos dentro del reviro, un preparado de grasa, harina y agua, el desayuno en los obrajes y yerbatales.

Con un divertido video, el “Mismísimo Diablo” se mostró vendiendo pan casero para poder ir al Bailando. La espera llegó a su fin y con un video desde el Obelisco el Mismísimo Diablo anunció que está noche estará en el Bailando Por un Sueño, el show más visto de la tv argentina.





Comentarios