"La matemática funciona para todos igual", dijo el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas, Carlos María Beigbeder.


La escalada del dólar tuvo efectos inmediatos en la plaza local misionera. Hay problemas para reponer productos y los proveedores no definen cuánto cuesta su mercadería lo que llevó a muchos comerciantes locales a fijar cupos de venta, subir precios o dejar de vender, a la espera de una lista segura.

Carlos María Beigbeder, presidente de la Cámara de Comercio de Posadas (Misiones Online)

Cupificar ventas, congelar cuentas o incrementar los precios entre un 15% y 20% fueron algunas reacciones que empresarios de rubros diversos han aplicado para cubrirse de los efectos que ya causó y generaría en el corto plazo la suba del dólar.

El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas, Carlos María Beigbeder, estimó que los precios en general aumentarían entre un 10% y un 20% luego de la corrida cambiaria del lunes, en declaraciones a Radio Libertad y MisionesOnline.

Gustavo Cardozo, propietario de Vicar -electrodomésticos, muebles, camas y sommiers- contó que la línea de colchones sufre un aumento de un 20%, pero esperan información para definir costos en electrónica.

En el caso de Don Emilio, materiales de construcción, un vocero reveló que redujeron volúmenes de venta per cápita. “Los proveedores suspendieron productos como hierro chapa y estamos vendiendo poca mercadería. Aún no hay una idea de los precios y debemos esperar dos o tres días, que se calmen los mercados”, señaló.

En cuanto al pago, otros comercios evitan recibir dólares y reales hasta que se defina el cambio de las monedas y otros optaron por congelar cuentas corrientes.

Mauricio Aguilar, de Ferretería Industrial Aguilar, observó que la corrida aceleró la decisión de clientes que tenían prevista alguna compra. “No hemos actualizado casi la lista de precios esperando un poco para definir el panorama general. Volvió a subir el dólar, estamos pendientes y hay proveedores que han cerrado sus ventas esperando condiciones y los nuevos pisos de ventas”, explicó.

Silvana Ortigoza, socia de Equipa -equipamiento de gastronomía- precisó que subieron sus precios, pero no tanto. “No hicimos un aumento tan grande. Están un poco estancados los pedidos hasta que haya una respuesta en la fábrica”. Agregó que no saben qué tipo de cambio tomar.





Comentarios