Reclaman obras inconclusas y la falta de baños ya que solo cuentan con uno para 700 alumnos y docentes.


Cansados de no ser escuchado y no tener soluciones por parte de las autoridades, alumnos de la Escuela Bazán y Bustos de Paraná realizaron clases públicas este miércoles por la mañana. El problema: hay un solo baño para 700 estudiantes. 

Los bancos se instalaron en el ingreso de la institución de calle Santos Vega en reclamo por falta de obras en el establecimiento. Por su parte, Luis Meiners, profesor, señaló a Elonce que realizaron varios reclamos en relación a la infraestructura y señaló que “el punto crítico” son los baños ya que son utilizados por todos los alumnos y varios docentes. “Es una situación que no se puede seguir sosteniendo“, dijo.

Además señaló que se tomó esta medida “para visibilizar esto y hasta que se habilite alguna solución a esto”. Al mismo tiempo, Silvia que es preceptora y docente, comentó que también hay problemas con el agua y la electricidad. “Hicimos todos los pasos burocráticos necesarios para que, al menos podamos dar clases en condiciones dignas“, sostuvo.

Si bien el edificio cuenta con otros baños en la planta alta, un docente comentó que “se hicieron mal hace 10 años y nunca pudieron usarse, por lo que están clausurados”. Cansado de que las promesas no se cumplan, continuarán con las clases publicas hasta que haya una solución.




Comentarios