Junto a Belén Pouchat buscarán ganar el certamen para ayudar a arreglar una escuela de Gualeguaychú.


El sueño que representa Flavio Mendoza junto a su bailarina Belén Pouchat en el “Bailando 2018” generó polémica en Entre Ríos ya que se trata de una escuela rural que necesita realizar refacciones para su normal funcionamiento. Ante este panorama, quienes deberían actuar no son la producción de Marcelo Tinelli, sino el Estado. 

La pareja compite para cumplir el sueño de la escuela N° 89 “Dr. Hector Grané” de Gualeguaychú, la misma necesita reaccionar sus baños y construir un salón de usos múltiples para que los chicos realicen diferentes actividades. La institución, además de dictar clases funciona como albergue y 17 chicos viven allí de lunes a viernes.

El lunes Flavio y Belén debutaron en la pista junto a Karina “La Princesita” que cantó en vivo un clásico del Disco “One Night Only”; y lo hicieron de la mejor manera, recibiendo un total de 29 puntos. La actuación de los bailarines no fue criticada por los entrerrianos, sino por la ausencia del Estado.  

La directora de la escuela, Celeste Almirón, había manifestado previamente que una de las maestras fue la que anotó a la escuela en el certamen y que cuando quedaron seleccionados los vecinos y personal del lugar desbordaron de felicidad, según informa UNO. Al mismo tiempo, destacó que tienen dos prioridades: la refacción de los baños de la planta baja y la creación de un salón de usos múltiples sobre un playón de cemento.

Además, Almirón señaló que reciben ayuda por parte del Gobierno pero que “muchas veces no alcanza y desde la escuela tratamos de proveer de material de estudios a chicos que no tienen mayores recursos”. 

A la escuela fundada en 1965 asisten 65 chicos de los cuales 17 viven en la planta superior ya que cuenta con un albergue de 9 habitaciones. Todos desayunan, almuerzan y meriendan en el lugar. 

La escuela se encuentra ubicada a 400 metros de Urquiza al Oeste, a la altura de la parada 13.

Según detallaron, el baño de varones en la planta baja tiene fugas de agua y el de mujeres, que es utilizado por todo el personal de la escuela, sólo tiene un inodoro. En el segundo piso hay más baños pero están fuera de servicio. Ante este panorama, la presidenta del Consejo General de Educación (CGE), Marta Landó, señaló: “Conozco muy bien esa escuela, porque fue supervisora, y se que se está colaborando con la comunidad educativa, que tiene algunos problemas no graves en el edificio”.

Se de los inconvenientes en algunos de los baños, y me parece muy bien que puedan cumplir el sueño de realizar un Salón de Uso Múltiples aprovechando el playón existente”, comentó y aclaró: “Para que no se malinterprete el pedido de los docentes, ellos efectuaron un vídeo donde muestran los inconvenientes que no le impiden dar clases y de allí la iniciativa apoyada por Flavio Mendoza”.

La refacción de los baños es una de las prioridades de la escuela.

Quién no se mostró conforme con el sueño y las declaraciones de Landó fue el secretario general adjunto de Agmer Paraná, Claudio Puntel.Es penoso y lamentable que docentes deban recurrir a la televisión para por la falta de respuestas del Estado y del gobierno“, sostuvo y remarcó que en todas las escuelas “hay una falencia o un problema grave en los edificios”.

Pese a estar en contra de la aparición de la escuela en un programa como el “Bailando”, Puntel sostuvo: “Y si bien podemos tener críticas de los programas masivos, si al menos le permite mejorar o ayudar, bienvenido sea. Pero lo más conveniente es agotar siempre la vía administrativa del reclamo para que no caiga en saco roto”.



Comentarios