Una ONG se encargará de transformarlo en biodiésel para ser reutilizado por las unidades municipales. 


En la mañana del martes el Intendente de Paraná, Sergio Varisco firmó un convenio con la Fundación de Investigaciones Energéticas y Medio Ambientales, con una finalidad ecológica, que consistirá en recolectar el aceite vegetal usado de hoteles y restaurantes de la ciudad y con él producirán biodiésel que servirá para reutilizarlo. 

El proyecto tiene una finalidad ambiental que impulsa su gestión en varios aspectos, en este caso con el tema del reciclado. Sobre esto, Varisco aseguró: “Con esto cerramos un ciclo, porque estamos reciclando todos los plásticos, el papel, los neumáticos y la basura electrónica y hoy firmamos el convenio para reciclar el aceite vegetal. Con esto diría que todos los elementos inorgánicos que tiene la ciudad son tratados adecuadamente para beneficiar el medio ambiente. En particular por este convenio la ciudad se beneficiará con el aporte por parte de la fundación de proporcionarnos biodiésel para nuestras maquinarias”.

Por su parte, Gustavo Venecia, presidente de la fundación que integra el proyecto, señaló que “desde hace varios años, nosotros venimos desarrollando en varios lugares del país un programa de reciclado de aceite vegetal usado con destino a la elaboración de biodiésel. Y este convenio que firmamos con esta ciudad hermosa, luego de venir hablando de esta iniciativa con funcionarios municipales, finalmente se va a concretar también aquí. Nosotros vamos a recolectar en todos los locales gastronómicos, con la periodicidad que se acuerde con el recolector el aceite utilizado en dichos ámbitos”.

Ante esto, agregó: “la fundación funciona como un paraguas que conforma una red de aceite vegetal usado de la Argentina. En cada lugar tenemos recolectores zonales y ellos acuerdan con los generadores -que son los bares, parrillas, hoteles, las fábricas de snacks, su recolección. Ese aceite usado si no es reelaborado en biodiésel, contamina, tapa las cloacas, produce mucho daño e incluso hay inescrupulosos que lo recolectan y lo destinan a reinsertar en la cadena alimenticia. De allí que este accionar nuestro les da una solución muy benéfica, porque de pasar a ser un residuo, se genera energía que es algo que el país necesita”.






Comentarios