Son 15.000 los pasajeros del servicio de ómnibus de Oberá. Se anotaron 5 para asistir a la audiencia pública de este lunes, pero hubo 2 ausentes.


De los 15.000 usuarios del transporte público de pasajeros en Oberá, se anotaron 5 personas, faltaron 2 y al final solo hubo una participación de 3 vecinos interesados en discutir el costo del boleto en audiencia pública.

La 12ª Audiencia Pública se realizó este lunes en la Casa de la Cultura, sede del Concejo Deliberante, previo al aumento en la tarifa del transporte urbano que regirá desde febrero.

La participación de solo tres personas, de las cinco inscriptas, significa un récord de casi nula participación desde que se instaló el sistema de audiencias públicas en Oberá. La figura de expresión colectiva (Audiencia Pública) no vinculante, fue instaurada por Carta Orgánica en 2013.

Entre los tres únicos pasajeros que plantearon su posición figuró Miguel Ángel Morales, gendarme retirado y flamante abogado, ex candidato a Defensor del Pueblo y participante infaltable de cada convocatoria, según el medio Infoberdigital.

Los otros dos participantes fueron Abelardo Cukejo, periodista, y Héctor Stakievich, un vecino que durante años pidió -sin éxito- que se aplique el boleto de transferencia evitando abonarse dos pasajes para ir de un barrio a otro.

Otros vecinos, entre los 15.000 usuarios diarios que realizan unos 4 millones de viajes al año, se excusaron en redes sociales por el horario y día laboral en que fue fijada la convocatoria. Se quejaron porque la convocatoria fue un lunes a las 8 de la mañana, mientras otros señalaron que la audiebcia no es vinculante y sirve solo como catarsis.

Morales reclamó, como en años anteriores en los que tampoco tuvo eco, que se aplique el pasaje gratuito para pensionados y jubilados como indica la Carta Orgánica.

Agregó que la mitad de la flota de vehículos de la concesionaria tiene más de 10 años de antigüedad y no deberían circular por su mal estado. Exigió que no se autorice ningún aumento hasta que se mejore el servicio. 

En cambio el periodista Cukejo defendió al concesionario diciendo “hay que valorar al empresario”, en base a la generación de empleo. “Soy jubilado y pago mi boleto de 20 pesos, una gaseosa en el centro cuesta 70 pesos“, comparó reclamando que sea el Estado el que baje sus costos. 

Stakievich, también exigió el boleto gratuito para los jubilados y reclamó por una frecuencia de ómnibus de la terminal al centro de Oberá, que la empresa divulga pero no opera.

Facundo Eduardo Zárate, representante de la empresa Capital del Monte, afirmó que el costo por kilómetro recorrido es de 184 pesos por unidad. Por eso, dijo, el pasaje debe ser de $ 45 unos $ 15 sobre el actual de 30 pesos.

Por su parte, el titular del Inspección de Tránsito, Guillermo Correa, expuso en defensa del punto de vista de la empresa concesionaria. “Hoy el costo de la tarifa media sería de 36 a 39 pesos, para el ejecutivo de Oberá.

La defensora del Pueblo, Patricia Nittmann, pidió que la empresa concesionaria mejore las unidades, con aire acondicionado, cortinas, facilidades para discapacitados y refugios aptos para los pasajeros. Recordó que existe un pedido de servicio para alumnos y docentes de Sargento Cabral.




Comentarios