El hombre se encontraba con su esposa y su pequeña hija de 11 años. 


Neuquén. Un kiosquero tuvo un heroico gesto al salvar a su familia abalanzándose sobre el arma de fuego que portaba un motochorro en un intento de robo. El hecho ocurrió el sábado pasado en un local comercial ubicado en calle San Martín y Varvarco del barrio Huiliches.

“Estaba con mi esposa y con mi hija en el local cuando veo que entra un supuesto cliente. Ni bien entró gritó que nos tirásemos al piso, se puso un pañuelo en la cara y la mano en la cintura. Cuando vi el arma, sin pensarlo, con la mente en blanco, me abalancé sobre él, fueron unos segundos”, relató el comerciante a LU5. 

Cuando el hombre se abalanzó sobre el intruso, este corrió hacia afuera donde comenzó un forcejeo entre ambos por la pistola. “Logré pegarle y quedarme con el arma mientras él le pide ayuda a su cómplice que sale y lo sube a la moto. recién cuando se fueron me di cuenta que el arma no tenía cargador, pero al momento del robo no lo sabía”, expresa la víctima. 

Para el comerciante no es el primer robo que sufre, por el contrario ya había sido sorprendido cuando estaba con su hija de 11 años adentro del local. En relación a la acción de abalanzarse sobre el bandido, este respondió: “no lo dudo primero esta mi familia“. 






Comentarios