Trabajadores de ATE y Sitramune se enfrentaron a la Policía. Hubo balas de goma, piedrazos y gases lacrimógenos.


Minutos de tensión se vivieron en la mañana de este miércoles en las inmediaciones del Concejo Deliberante de la ciudad de Neuquén cuando  trabajadores de ATE y Sitramune se enfrentaron a la Policía mientras se aprobaba el aumento de los aportes de los trabajadores municipales a la caja jubilatoria, con el fin de superar el déficit.

La calma volvió a reinar pasadas las 11. Tras los incidentes, los manifestantes abandonaron el lugar y se dirigieron a la Municipalidad de Neuquén, donde continúan manifestándose.

Las calles quedaron repletas de piedras, cartuchos de balas de goma, gases lacrimógenos y restos de contenedores que fueron quemados por los manifestantes.

Un fuerte operativo se había desplegado desde las últimas horas de ayer alrededor del Concejo Deliberante, sobre la calle Leloir, donde se interrumpió la circulación y se realizó un doble vallado.

La Policía de Neuquén publicó un comunicado tras los incidentes:

Desde la Policía del Neuquén se hace conocer que los grupos que se presentaron en el Consejo Deliberante a manifestarse, desplegaron hechos de violencia de distinta magnitud, arrojando huevos, violentando las vallas establecidas en el lugar, como así también elementos contundentes contra el personal policial, provocando incluso la rotura del visor de un casco de protección de uno de nuestros efectivos policiales, sin que hallamos lamentado mayores lesionados en ese lugar.

Si es de destacar la gran belicosidad con que realizaran la manifestación antes mencionada.

Posteriormente y luego de conocido la votación, se dirigieron estos manifestantes hacia el municipio de esta ciudad capitalina donde se tenía custodiado el lugar en virtud de la violencia con que se vino dando estos eventos, lugar en el cual y en forma violenta, intentaron ingresar hacia el mismo, provocando rotura de puertas, vidrios, etc; arrojando elementos contundentes hacia el edificio, por lo cual el personal accionó para retirarlos y hacer desistir de dicha actitud, situación de la cual lejos de amedrentarse comenzaron arrojar piedras, baldosas, distintos tipos de elementos contundentes contra el personal policial, provocando lesiones en al menos cuatro de nuestros efectivos policiales que fueron asistidos médicamente y como corresponde realizaron la denuncias judiciales respectivas.

Estos hechos violentos pueden apreciarse en las distintas imágenes captadas en los lugares de los hechos y que seguramente serán puestas a disposición de la justicia para su intervención.






Comentarios