La víctima no pudo esquivar el disparo y perdió el ojo derecho. 


Neuquén. Este lunes se realizó una audiencia donde acusaron a un hombre por intento de homicidio en Colonia Nueva Esperanza. El hecho habría sido desencadenado por la mordedura de un perro pitbull, en ese momento el implicado disparó contra otro hombre, quién perdió el ojo derecho.

Pitbull. (web).

Juan Sandoval, de 33 años, fue acusado por la justicia neuquina por el delito de tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y portación de arma de fuego sin la correspondiente autorización legal. El acusado disparó contra Alberto Arce provocando la pérdida de su ojo derecho y una deformidad permanente en el rostro. 

El hecho ocurrió el 29 de enero alrededor de las 18.00 en el predio de una empresa, ubicada sobre calle El Sorgo, en el barrio Colonia nueva Esperanza, donde trabajaba la víctima. Aquel día Arce se encontraba junto a dos compañeros de trabajo que notaron que había un hombre, padre del agresor, que sostenía un bate de béisbol y estaba a los gritos. 

Según informaron fuentes judiciales al medio Imneuquén, el hombre estaba irritado porque “una perra pitbull había lesionado a su nieto”. Ante esta situación, la víctima y sus compañeros llamaron a su jefe para contarles lo sucedido y continuaron con sus actividades rutinarias.

Más tarde arribó al lugar una Toyota Hilux y una Ford Ranger. En ese momento se bajó el padre de Sandoval, junto a sus tres hijos, entre ellos el acusado. Arce intentó protegerse pero no logró cerrar la puerta y fue alcanzado por una de las balas. La justicia determinó que el disparó se efectúo con la clara intensión de causar la muerte de Arce.

La jueza, Mara Juste, dio lugar al pedido de la fiscal Sandra Ruixo para prohibir al acusado el acercamiento y contacto hacia la victima, por cualquier medio y por un plazo de cuatro meses. 






Comentarios