Se trata de una mujer de 29 años que, según la pesquisa, era una de las encargadas de retirar el dinero de las casas de las víctimas cuando se consumaban las estafas.


La cuarta integrante de una banda de gitanos que se dedicaba a cometer secuestros virtuales y cuentos del tío en Mar del Plata, Necochea y otras localidades, desbaratada en agosto pasado, quedó detenida en las últimas horas luego de un operativo realizado en la primera de las ciudades mencionadas.

Se trata de una mujer de 29 años que, según la pesquisa, era una de las encargadas de retirar el dinero de las casas de las víctimas cuando se consumaban las estafas.

La captura la llevaron a cabo detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Necochea en la esquina de 10 y 75 de esa ciudad balnearia.

Con respecto al grupo delictivo del que formaba parte -que fue desmantelado a fines de agosto luego de varios procedimientos en Mar del Plata y Necocheaera comandada por una mujer, quien actuaba de “llorona” y era la encargada de realizar, en la mayoría de los casos, las llamadas extorsivas y los engaños.

Según las averiguaciones realizadas por los investigadores, mientras ella se hacía pasar por una persona secuestrada, otro integrante de la banda le exigía que arrojara a la vereda, en una bolsa de nylon, los valores que hubiera en la casa.

Allí, otro integrante de la banda, en este caso la gitana detenida, pasaba a buscar el dinero o lo que la víctima abonara por el supuesto secuestro.

En aquella oportunidad los efectivos, que continúan con la investigación, secuestraron una importante cantidad de pesos y dólares, alhajas de oro, teléfonos celulares y otros elementos de menor interés.

Intervienen en la causa la UFI N°2, a cargo de Silvia Gabriele, y el Juzgado de Garantías de Aída Lez, ambos del Departamento Judicial Necochea.

La mujer de 30 años señalada como la líder de la banda, un hombre de 36 y otro sujeto de unos 40 años habían sido detenidos a fines de agosto en Mar del Plata y en Necochea. La fiscal Silvia Gabriele los imputó por “asociación ilícita en concurso real con extorsión en grado de tentativa y extorsión”.

La pesquisa, realizada por la policía de Necochea, incluyó varios allanamientos, escuchas telefónicas, análisis de comunicaciones y el entrecruzamiento de llamadas para lograr desbaratar esta banda.

Luego de varias denuncias radicadas a mediados de febrero y marzo en Necochea por secuestros virtuales y otras estafas, se inició la causa a cargo de la fiscal Gabriele. La tarea llevada adelante por los efectivos de la DDI de esa dependencia permitió identificar a varios componentes de una organización compuesta por gente de la comunidad zíngara que ocupaba distintos roles en la banda.



Comentarios