El secretario general del gremio de los Judiciales dio detalles del hecho en declaraciones a Radio Cooperativa de Mina Clavero.


En declaraciones a Radio Cooperativa de Mina Clavero el Secretario General de la Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial de la Provincia de Córdoba (AGEPI) Federico Cortelleti contó detalles de la sentencia de la Oficina de Sumarios dependiente del TSJ de Córdoba que apercibió a una magistrada y otras tres funcionarias de la sede Cura Brochero.

Se trata de la fiscal de Instrucción Adriana María Pereyra la secretaria del Juzgado de Control, Niñez, Juventud, Penal Juvenil y Faltas María Alejandra Cuellar, la secretaria de la Fiscalía de Instrucción Ivana Maldonado y la jefa de Despacho, Marcela Edith Guevara.

“Son denuncias que ha hecho el gremio sobre dos funcionarias, después la sentencia del Tribunal Superior del área de sumarios también abarca a estas dos funcionarias de los testimonios y del sumario que se labró también resultaron apercibidas” señaló Cortelleti. Y comentó, “Esto se desarrolló el año pasado y el gremio denunció conductas de estas funcionarias que estaban reñidas con el buen trato a los trabajadores y trabajadoras de la sede de Cura Brochero, que redundaba para nosotros en situaciones de violencia laboral”.

Además el Secretario General de los judiciales detalló que “Se trataba de un maltrato sostenido sobre las empleadas denigrando su trabajo con maltratos y una serie de actos que le dieron lugar a esta denuncia” y contó que “en primer lugar una compañera llegó a renunciar por este tipo de maltrato, logramos que esta compañera fuera trasladada a la sede de Villa Dolores y se reincorporara al trabajo, y por otra parte hubo un pedido de pase y situaciones de violencia respecto de otros trabajadores”.

Este fallo del TSJ Provincial se trata de un apercibimiento a estas funcionarias en el cual se les advierte que tienen que “extremar recaudos en cuanto al trato y manera de conducirse respecto al personal que tienen a su cargo, y lograr un ambiente de trabajo respetuoso y armónico” sostuvo Cortelleti.

Al ser consultado si esta sentencia perjudica a las funcionarias, el gremialista expresó, “En definitiva esto va a quedar obviamente en su legajo, y lo que está haciendo es apercibir de sanciones disciplinarias mas importantes que un apercibimiento de no conducirse de esta manera les están diciendo que se los va a sancionar mas gravemente”.

Por otro lado, Corteleti destacó con respecto al fallo que “Si bien es una sanción dentro de todo leve para nosotros es importante porque marca un cambio en la conducta TSJ permanentemente hemos denunciado que ha habido un tratamiento corporativo en estas cuestiones por lo general se labraban actuaciones no les llegaba el sumario y terminaba en absolutamente nada” Y reveló, que “los trapitos se lavaban dentro de casa se cubría corporativamente a los funcionarios que tenían este tipo de conducta, esta es la primera vez donde hay un llamado de atención muy fuerte del TSJ”.

Por último, el Secretario General de los Judiciales se mostró muy conforme con la resolución de la máxima autoridad judicial de la provincia “para nosotros es importante que haya salido de esta manera sobre todo porque además está dando cuenta de que este tipo de situaciones se extienden a largo de la Provincia y es muy común” y sostuvo “para nosotros hay una cultura de organización dentro del poder judicial donde es normal que funcionarios del poder judicial se consideren a si mismos por encima de la ley, y que se manejen con sus empleados como si fueran patrones de estancia y esto no puede continuar”






Comentarios