El nuevo año llegó con una ola de calor interminable, dejando a los amantes del verano y las altas temperaturas contentos. La semana dio inicio con un lunes de 34 grados y se espera que el martes tenga condiciones similares.

De acuerdo a la Dirección de Contingencias Climáticas de Mendoza, este martes llegaría con nubosidad variable con poco cambio de la temperatura y vientos moderados del Sudeste. La máxima sería de 33 grados y la mínima sería de 21 grados.

El pronóstico extendido indica que el miércoles y jueves podría tener tormentas aisladas y la máxima llegaría a los 35 grados.