Carlos Scarlata prescindió de ayudar a la docente Valeria Cornejo, con quien habría mantenido una relación sentimental.


La Justicia de San Rafael investiga sacerdote Carlos Scarlata prescindió de ayudar a la docente Valeria Cornejo –quien murió como consecuencia de la diabetes y el lupus que padecía en su vivienda de Cuadro Nacional– para mantener oculta una supuesta relación sentimental.

El cura, hasta el momento, no está imputado, sino sospechado de una acción que encuadra en un delito establecido en el Código Penal. De no ofrecer una coartada sólida, quedaría formalmente acusado.

Cornejo murió el 31 de octubre del año pasado y la autopsia reveló que su deceso de debió a un cuadro de hipoglucemia. Sin embargo, el testimonio de una amiga de Cornejo encendió las alarmas: denunció que Scarlata la llamó para “pedirle reserva” sobre la presunta relación prohibida con la docente.  

Scarlata está sospechado de que, a pesar de observar la descompensación que sufrió Cornejo delante de él, decidió retirarse del domicilio de Cuadro Nacional sin informar de tal situación, solo procurando que la relación que mantenía con la joven, contraria al celibato que promueve la Iglesia católica.






Comentarios