Si bien ya descartaron la posibilidad de hacer cumbre en el pico del cerro, por las malas condiciones climáticas, tocaron la guitarra y cantarón.


Facundo Arana y Javier Calamaro no podrán llegar a la cima del Aconcagua por las condiciones climáticas, aunque rescataron imponentes postales en la expedición, tocaron la guitarra y cantaron. 

Si bien el clima les jugea una mala pasada, pasan el tiempo disfrutando de la música que hacen al pie del coloso de América y continúan con la planifiación del Aconcagua Music. 

“Estamos maravillosamente bien y muy felices”, aseguraron Javier Calamaro y Facundo Arana en su expedición Aconcagua. 

Sobre la posibildiad de hacer cumbre, remarcaron: “La ventana que necesitamos para ir a la cumbre (esto es, las condiciones climáticas apropiadas para el ascenso), la montaña no nos la da este año, así que no vamos a poder ir. Pero ya hicimos todo lo que queríamos venir a hacer al Aconcagua. Si se daba lo de la cumbre era un gran regalo, pero igual ya estamos recontra satisfechos”, explicó Arana, quien adelantó que “cuando bajemos vamos a ver el resultado de todo esto, que estuvo buenísimo. Y es lo que vamos a proponer en el Aconcagua Music”.

La misión de Javier y Facundo es hacer un recital en Aconcagua para concientizar sobre el cuidado del medio ambiente y solo dejar las huellas “que algún viento borrará”, tal como indica un manifiesto que escribieron al comenzar esta travesía.






Comentarios