La persona quedó detenida por presunta cacería y venta de fauna silvestre.


En San Carlos, la policía secuestró el viernes por la tarde a varios animales muertos y elementos de caza de una propiedad. La persona dueña de casa estaba en el mercado ilegal y se encargaba de comercializar los cuerpos.

La Policía Rural realizó dos allanamientos en la tarde del viernes en el Paso de las Carretas de San Carlos, según informó Los Andes.

En la propiedad encontraron 34 quirquinchos muertos y eviscerados, dos peludos, ocho patas de perdices, seis vizcachas muertas y congeladas, tres colas de quirquinchos, dos cabezas de vizcachas, patas y cogote de ñandú y hasta una cabeza de puma.

Los efectivos secuestraron a los animales muertos, pero también encontraron una mira telescópica, un cargador calibre 22, un cuchillo, un reflector, una boleadora, una gomera y dos trampas.

El hombre de 57 años quedó detenido por presunta cacería y venta de fauna silvestre.

Intervino la Oficina Fiscal de la Comisaría 18.





Comentarios