Aseguran que aún resta, al menos, el triple por retirar.


Cerca de cuarenta jóvenes voluntarios, que contaron con la colaboración del personal de la reserva natural Villavicencio, retiraron más de una tonelada y media de basura de la ruta 52, en las inmediaciones del barrio Mathieu.

“En esa zona hace 10 años, por lo menos, que no se limpiaba. Y es la puerta de entrada a la reserva o al camino a Uspallata. Pese a la limpieza que hemos hecho, casi ni se nota. Nos falta retirar, por lo menos, tres veces más de lo que ya sacamos”, explicó Silvina Giudici, de la fundación Villavicencio, a diario Los Andes.

Parte del grupo de voluntarios que realizaron la limpieza de la ruta 52.

Giudici explicó que fueron tres las motivaciones que los llevaron a encarar esta ardua tarea, que recibió el apoyo de la Municipalidad de Las Heras. Por un lado, por el impacto que la basura produce en la conservación de la flora y la fauna.

“En segundo lugar, porque tenemos un serio problema de incendios por efecto lupa. Es tal la cantidad de combustible que podría pasar algo similar a lo que ocurrió en el cerro arco”, indicó Giudici.

En tercer lugar, explicó que es negativo el impacto visual que genera esa cantidad de basura al ingreso de la ruta.




Comentarios