De la treintena de aprehendidos, sólo uno sería chileno.


Este lunes por la noche se registraron incidentes durante una protesta en las inmediaciones de la sede diplomática de Chile en Mendoza.

Un grupo de manifestantes, en su mayoría de organizaciones políticas de Izquierda, pelearon cuerpo a cuerpo en la Plaza Chile con los efectivos, entre ellos el jefe de la fuerza de seguridad provincial, Raúl Munives.

Trascendió que casi todos los detenidos pertenecían al Polo Obrero y eran mendocinos. Uno de los demorados, al que le dicen el “Chileno” Mauricio, tenía palos y cuchillos consigo. Frente a lo ocurrido, el subsecretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Seguridad, Néstor Majul, dijo que “debido a la virulencia con la que actuaron los manifestantes, no quedó otra que disuadirlos con las autobombas y agua”. 

incidentes Plaza Chile

Además el funcionario informó que “por los disturbios quedaron detenidas alrededor de 30 personas y están a disposición de la fiscalía”.

Las protestas se realizon para expresar el repudio a la crítica situación que transita el vecino país en donde los incidentes ya causaron 11 muertes y en donde el presidente Sebastián Piñera extendió el toque de queda.  

Los incidentes se registraron cerca de las 19hs de la noche del lunes. Los agentes intentaron disuadir los ataques con gases lacrimógenos y agua, provista por camiones de Bomberos. En el medio de la tensión, luego de una protesta frente al consulado chileno en tierra cuyana, el director de la Policía de Mendoza terminó participando de las acciones, a los golpes, junto con otros comisarios que se encontraban en el lugar, donde se registraron además vidrios rotos de autos y casas.




Comentarios