La nave hizo cumbre en 45 minutos, abriendo así la posibilidad de realizar rescates urgentes.


Un helicóptero aterrizó por primera vez en la cima del cerro Aconcagua, Mendoza, a 6.962 metros de altura, abriendo de esta manera la posibilidad de realizar rescates por esta vía, aún en condiciones extremas.

Este vuelo de pruebas recibió el apoyo de la Fuerza Aérea Argentina, que proporcionó sus helicópteros Lama; la Patrulla de Rescate de Alta Montaña de la Policía de Mendoza, ofreciendo un plan de contingencia. El Parque Provincial Aconcagua, que facilitó las operaciones y la logística, y Helicopters AR, un operador local del Parque Aconcagua con su helicóptero Airbus H125, de un solo motor.

El helicóptero H145 de la fábrica europea de aviones Airbus, voló desde el aeropuerto de Mendoza, bajo condiciones meteorológicas desfavorables y tras 45 minutos en el aire se posó en la cima del gigante de América.

A bordo se encontraban el piloto de pruebas Alexander Neuhaus acompañado del ingeniero de pruebas en vuelo Antoine van Gent.

“Tuvimos que mantenernos concentrados en la misión debido a los fuertes vientos, con ráfagas de hasta 30 nudos, turbulencias y a una densidad de aire muy baja, pero por las cualidades del nuevo helicóptero pudimos alcanzar la cima de forma segura. Sobrevolamos la cima sin utilizar toda la potencia, lo que nos habría permitido transportar dos pasajeros”, declaró Neuhaus.

Hasta ahora las operaciones de rescate y patrullaje y servicios en el Aconcagua se realizaron con aparatos de un solo motor, pero la posibilidad abierta ahora de utilizar máquinas de dos motores, amplía la posibilidad de aumentar la carga, trasladando a más rescatistas o elementos de salvataje.

Anualmente se realizan en el Aconcagua un promedio de 200 evacuaciones, y en la última temporada, que concluyó el febrero de este año, se superaron las 100 evacuaciones, aunque en esta ocasión, sin víctimas fatales.

Según datos oficiales, ingresaron al Parque Provincial Aconcagua 7.900 personas, un 33% más que el año anterior, lo cual se convierte en un desafío para todos los actores del sector, especialmente para los rescatistas, que, en la temporada pasada, realizaron 114 evacuaciones de distinta gravedad. El Sol.




Comentarios