Analizan cobrar una "diferencia arancelaria".


Los incesantes aumentos en los costos de insumos dolarizados y los magros acuerdos con obras sociales provocaron que los odontólogos de Mendoza vivan una situación “insostenible”.

“Estamos pasando un momento muy difícil porque los aranceles de las obras sociales vienen en baja desde hace tiempo y los aumentos no acompañan el costo de vida ni la inflación”, comentó a MDZ Alejandro Kalbermatten, presidente del Círculo Odontológico de Mendoza (COM), entidad que nuclea a 1.200 profesionales.

“Hoy todas las obras sociales están un 30% por debajo de los valores mínimos que establece el Círculo a través de un análisis en la estructura de costos”, detalló Kalbermatten. A modo de ejemplo, señaló el caso de los guantes de látex descartables -insumo esencial- que pasó de $45 a $250 de enero a esta parte. La atención por obra social o prepaga representa casi el 85% del trabajo en los consultorios.

Ante este panorama sombrío, los odontólogos no descartan la opción de cobrar una “diferencia arancelaria” para compensar el impacto de los golpes del dólar y la inflación. “Lo último que queremos es afectar a la población de Mendoza por lo que, si se llega a tomar esta decisión, va a ser absolutamente temporal”, aclaró Kalbermatten.

El cobro de un “plus” infringiría en convenios con obras sociales y prepagas por lo que esperan por ahora seguir negociando pero insistió en que la situación de los odontólogos es ya “insostenible”. “Hemos tratado de absorber los aumentos de insumos durante todo el año pero con el último golpe del dólar se hace imposible”, cerró el directivo.





Comentarios