El papá de la joven fallecida dijo que Sergio Masso "ya tiene el peor castigo en su cabeza". Pidió tareas comunitarias que ayuden a la concientización. 


Luis Testa, el papá de Julieta, la chica de 25 años que perdió la vida la madrugada del lunes en un accidente de tránsito, dijo que no pretende que el novio de su hija, Sergio Masso (20), vaya preso. El joven está imputado por el delito de “homicidio simple con dolo eventual“, es que conducía la camioneta Hilux que volcó en el Acceso Sur y el test de alcoholemia arrojó que tenía 1,41 gramos por litro de sangre, casi tres veces más de los permitido.

El entrenador de la Selección Nacional de vóley de la Sub 19 dijo que Sergio ya tiene el peor castigo en su cabeza, que no queire que vaya preso, ni que se pague una indemnización. Pidió que haga trabajos comunitarios y de concientización para que no sigan ocurriendo muertes al volante por el alcohol.

“Quiero ir a ver a Sergio y sacarle toda la culpa. Yo , mi hija, mi ex esposa estamos en paz. No tenemos nada que perdonar. Ella eligió estar con él y pasó lo que pasó. No estoy enojado ni con Sergio ni con su familia”, dijo. 

Testa dio un mensaje a los jóvenes e hizo un pedido a las autoridades sobre los controles viales y de alcoholemia. Asegura que nunca son suficientes y que hay que hacerlos en la puerta de los boliches.

Por su parte, la defensa pidió que a Masso le concedan la detención domiciliaria aduciendo los permanentes intentos de suicidio que ha tenido desde el momento del siniestro, encontrándose bajo la supervisión permanente de un psicólogo y un psiquiatra, más allá de que para la justicia es imputable.






Comentarios