Pidieron ir al instituto Próvolo pero la justicia se los negó. 


Ya declararon en Tribunales dos sacerdotes de Córdona enviados por el Vaticano en calidad de testigos citados por el fiscal Gustavo Stroppiana del caso Antonio Próvolo.

“Queremos llegar a la verdad sin ocultar nada”, aseguraron.

Dante Simón (62) y Juan Martínez (45) conforman una comisión que lleva adelante la investigación eclesiástica, que va a en paralelo a la de la Justicia.

“Nos ha llamado la atención lo aberrante de los posibles delitos. Es un dolor tremendo para la Iglesia, así como lo es para cualquier familia en que uno de sus miembros es abusador. Queremos llegar a la verdad y sin ocultar absolutamente nada. Y siempre teniendo en cuenta la protección que tienen que tener los menores, que en este caso son doblemente vulnerables”, dijo el vicario judicial del Arzobispado de Córdoba.

“Con el fiscal compartimos la necesidad de que se sepa la verdad. Estoy a disposición de la Justicia para colaborar. Si me va a preguntar como testigo, no tengo nada para aportar porque no conozco los hechos. Es más, quiero conocerlos y por eso los investigamos”, agregó.

“Ninguna etapa interfiere con la investigación judicial del Estado; son paralelas. Si el caso pasara al fuero penal, nosotros podemos colaborar. A la Iglesia la deja tranquila la acción del fiscal. Y si nuestra investigación determinara que no existió delito, seguiría el curso normal de la Justicia penal de Mendoza”, aclaró Simón, quien ya se entrevistó con los 2 sacerdotes imputados y detenidos en la provincia.

Mirá también: Instituto Próvolo: para el enviado del Vaticano, el silencio “es un abuso”

Mirá también: Las víctimas del Próvolo quieren que la justicia llame a declarar al obispo Buenanueva

Mirá también: El aberrante testimonio de un cura que confiesa los abusos en el Próvolo en una cámara oculta

Mirá también: Caso Próvolo: la Justicia le pide a la Iglesia que deje de intervenir




Comentarios