La mendocina y capitana del seleccionado argentino habló de la reivindicación de la mujer en el fútbol. 


Hace unos días, la Argentina se quedó afuera del Mundial de Fútbol Femenino, que se juega en Francia. Fue el jueves, cuando Camerún venció a Nueva Zelanda por 2 a 1 en la última fecha del Grupo E y la Celeste y Blanca resultó eliminada. 

Las jugadoras buscaron en este Mundial que se tome conciencia de la diferencia que hay en el fútbol entre los hombres y las mujeres. La mayoría de las jugadoras que defendieron la camiseta argentina en Francia tiene otro trabajo porque con lo que cobran  no les alcanza para vivir. Algunas son comerciantes, otras recepcionistas, cajeras de supermercado, panaderas, etc. En contrapunto, es sabido los contratos millonarios que tienen los hombres. 

La mendocina Estefanía Banini fue la capitana y la 10 de equipo. Este lunes habló en el programa Primeras Voces, de Radio Nihuil, y dijo: “Estoy feliz de pertenecer a esta generación, siempre luchando para mejorar el fútbol femenino”. 

“Nosotros más allá de ser referentes o no, queríamos ese cambio, queríamos que nos entendieran los reclamos y marcar ese futuro que esperamos tanto para nosotras como para las más chicas. Queremos que las más chiquitas puedan disfrutar de otra manera, que le puedan competir a otra potencia”, dijo.

Estefania Banini controla la pelota ante Japón. EFE/ Christophe Petit Tesson

Ante la pregunta del por qué en un país futbolero se tardó en desarrollar el fútbol femenino, respondió: “Creo que la mentalidad que tenía el argentino antes era muy machista, eso nos llevó a atrasarnos (…)  la igualad tiene que ser una condición básica y acá, la verdad, es que estamos bastantes atrasados. Hoy por hoy se nos está dando la misma importancia y creo que eso ha hecho que el fútbol femenino crezca

En relación a Mendoza y el fútbol femenino dijo: “Sé que hay varios clubes, como las Pumas de Mendoza o Godoy Cruz tiene, hay varios equipos en donde se les da lugar, pero esperamos también que se les de las mismas condiciones para poder llegar a lo que se necesita, a un buen nivel”. 

Su infancia en la provincia y su pasión por el fútbol no fueron una fácil combinación. “Cuando era chica sufrí mucho que no hubiera fútbol para mujeres en las escuelas, gracias a Dios en el colegio Norbridge me dejaron jugar con los varones. Teníamos Educación Física en diferentes horarios, eso es un gran error, no se incluye a la mujer en los mismos deportes. Creo que tenemos que incluirnos más, no generar esas diferencias en los colegios”, cerró. 

Actualmente Banini juega de enganche en en primera división en Levante UD, de España. Su referente es Lionel Messi, lo ha dicho en la mayoría de sus entrevistas. No obstante, cuando los medios de comunicación la llaman “La Messi”, ella dice que es un honor que la comparen con Lio, pero que prefiere que la conozcan por su nombre, en concordancia con la reivindicación de la mujer en el fútbol.

Estefania Banini es mendocina y la capitana del seleccionado. EFE/ Christophe Petit Tesson






Comentarios