Maniataron y torturaron a una joven de 20 años. Dicen que buscaban "algo en concreto".


Una violenta entradera se dio en la tarde del martes en el barrio Juventud, Rivadavia, donde una joven de 20 años, que se encontraba sola al momento del atraco, fue amenazada y torturada.

Los delincuentes habían hecho un gran trabajo previo de inteligencia, según analizó el comisario de Rivadavia, Manuel Saez, en comunicación con CNN San Martín. Los asaltantes abordaron a la víctima, de unos 20 años, cuando sus padres no estaban y la torturaron para que les dijera donde escondía una supuesta cuantiosa suma de dinero. 

La víctima abrió el portón para guardar el auto cuando tres ladrones aparecieron de la nada, la amenazaron y la obligaron a ingresar al domicilio, detalló el comisario a ese medio.

Ya en el interior, la joven fue maniatada con cables y, según algunas versiones que son investigadas, le sumergieron la cabeza en un fuentón llenó de agua para “sacarle información”, dijo Saez.

“Tenían todo estudiado, algo en concreto buscaban porque no se llevaron ningún electrodoméstico”, contó el comisario porque aparentemente los delincuentes habían recibido el dato de que la familia guardaba una gran cantidad de dinero en el inmueble.






Comentarios