El hecho no fue informado y se conoció por las redes sociales de allegados a la víctima. 


El sábado ingresó al Hospital Abel Ayerza un jóven de 30 años oriundo de General Roca luego de una pelea en un boliche de la ciudad. El mismo presentaba traumatismos en su rostro y quedó en terapia intensiva. 

Lo que sorprende del hecho es que no se conoció de inmediato. El Comisario Angel Pozzi aseguró a Panorama que comunicaron todos los detalles a fiscalía pese a que no salió a la luz sino a través de allegados a la víctima que se expresaron en las redes sociales. 

El jóven decidió por sus propios medios retirarse del Hospital. 




Comentarios