El referente de los trabajadores explicó que armaron la carpa ya que fue el empresario quien los dejó en la calle.


Un grupo de fileteros, que llevaban a cabo tareas en la cooperativa Rocamore y fueron despedidos, decidieron realizar un acampe frente al chalet donde vive el empresario Carlos Blanco, ubicado en Vieytes al 2800.

Alejandro Mascheroni, uno de los veinte fileteros cesanteados, explicó que tomaron esa determinación de mantenerse frente a la casa de Blanco “porque fue él quien nos dejó en la calle“.

20 trabajadores cesanteados esperan una pronta resolución (web).

En contacto con el portal 0223, Mascheroni detalló que fueron despedidos desde hace un mes y habían sido citados para llegar a un acuerdo en la sede local del Minsterio de Trabajo, pero el abogado de la empresa no se hizo presente en el encuentro.

“Queremos una solución, queremos que venga y hable con nosotros”, remarcó.

Mascheroni adelantó que está prevista otra reunión para el martes de la semana que viene, pero aclaró que se mantendrán en el lugar hasta lograr una solución definitiva.




Comentarios