Será el segundo pedido que hacen las autoridades. El Intendente marplatense señaló que complican el tránsito y arruinan el asfalto.


Luego de una semana de acampe de organizaciones sociales frente a la Municipalidad de Mar del Plata, el Ejecutivo volverá a pedir ante la Justicia que lo levanten y continúen su reclamo por la vía formal. 

Los manifestantes piden que les entreguen alimentos para comedores y merenderos barriales. El intendente Carlos Arroyo sostuvo que respeta “el derecho a protestar” pero que harán el “reclamo correspondiente”, según detalla 0223.

El Intendente justificó el pedido aludiendo a que el acampe impide el normal tránsito sobre calle Yrigoyen y que las fogatas que realizan producen daños en el asfalto. “Los vecinos no pagan tasas para que estemos todos los días cambiando el asfalto. Hay que terminar con este dispendio de recursos públicos en cosas innecesarias”, sostuvo. 

Además, Patricia Leniz, secretaria de Desarrollo Social informó que está en contacto con los manifestantes y resaltó que los dirigentes sociales “saben que tienen que hacer los pedidos a través de notas”.




Comentarios