El Reino Unido debe poner fin a su administración sobre este archipiélago, que no fue separado de forma adecuada de las Islas Mauricio. Esta medida fue celebrada por el Gobierno argentino. 


La Corte Internacional de Justicia (CIJ) falló recientemente (por 13 votos a 1) que Reino Unido debe poner fin “lo más rápidamente posible” a su administración del archipiélago de Chagos, al considerar que no fue separado de forma adecuada de Mauricio tras su descolonización.

La Opinión Consultiva de la Corte se expresó sobre sobre la separación en 1965 del archipiélago de Chagos de las Islas Mauricio. Este caso, similar al de Malvinas, fue celebrado por el gobierno de Mauricio Macri, donde tienen esperanzas pero sin cometer atropellos.

Fuentes de la cancillería argentina indicaron a Vía Malvinas que este caso es un “precedente muy importante” que se suma al de Gibraltar. Y estimaron que ya todo depende sólo de la buena voluntad del gobierno británico para negociar.

En la voz del secretario de Estado de Exteriores británico, Alan Duncan, la administración de la premier Theresa May respondió que tendrá en cuenta el punto de vista de la CIJ, pero aclaró que la disputa es con Mauricio y debería resolverse de forma bilateral.

El archipiélago de Chagos era parte de la colonia británica de las Islas Mauricio y en 1965 –tres años antes de su independencia– el Reino Unido separó este archipiélago del territorio de Mauricio y en medio de la Guerra Fría lo arrendó a EEUU para una base militar aún hoy operativa, tras expulsar a toda la población.

Para el Gobierno argentino, la resolución de la CIJ sobre Mauricio “tiene relevancia” para la cuestión de las Islas Malvinas por “tratarse de una situación de desmembramiento territorial, y referirse a principios que son fundamentales en el reclamo de las Islas del Atlántico Sur”.

Duncan dijo que “por supuesto” que el gobierno al que pertenece considerará el detalle de la opinión. Pero advirtió que le hecho de que la Asamblea General de la ONU haya buscado una opinión de la CIJ fue “un uso indebido de poderes que fija un peligroso precedente para otras disputas bilaterales”.

“Las instalaciones de defensa en el territorio británico en el océano Índico ayudan a mantener a la gente aquí, en Reino Unido, y al mundo a salvo y seguiremos buscando una solución bilateral a lo que es una disputa bilateral con Mauricio”, expresó Duncan.

La CIJ sostuvo en su fallo que “según el Derecho Internacional, el proceso de descolonización de Mauricio no fue completado legalmente cuando ese país accedió a la independencia en 1968, tras la separación del archipiélago de Chagos”.

Ahora, en el Gobierno de Cambiemos aguardan que Gran Bretaña y Mauricio abran un proceso de negociaciones para analizar cómo avanza. Luego, por la vía diplomática, la Argentina insistirá para debatir sobre Malvinas.






Comentarios