Macri espera que el Reino Unido se siente a negociar, como lo ordena Naciones Unidas desde hace 54 años.


El oficialismo considera que la salida de Reino Unido de la Unión Europea, proceso conocido como Brexit, se le presenta como oportunidad a la Argentina para reforzar ese reclamo histórico, pero la oposición entiende que el gobierno de la alianza Cambiemos la está desaprovechando.

“Con el Brexit, el aislamiento en el apoyo de Europa a los británicos constituía una verdadera oportunidad para la Argentina de intentar abrir una negociación por la soberanía. A diferencia de la Argentina, España sí ha aprovechado ese proceso para reinstalar su reivindicación por Gibraltar“, afirmó a Vía Malvinas el diputado por Mendoza, Guillermo Carmona.

El legislador del Frente para la Victoria sostuvo que “el gobierno de Macri ha producido catastróficos retrocesos en materia de soberanía general y particularmente en relación con Malvinas”.

“Estamos en un momento en donde lo único destacable es la continuación del trabajo de identificación de los soldados caídos en el cementerio de Darwin, que no se puede poner en el haber de esta gestión, porque inclusive se trata de una política humanitaria, en la que Reino Unido tenía obligaciones”, sostuvo Carmona, vicepresidente de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados.

El diputado cuestionó que el Gobierno no haya enviado al Congreso el pacto conocido como Foradori-Duncan (por el encuentro entre el entonces vicecanciller de Argentina, Carlos Foradori, y el Ministro de Estado británico para Europa y las Américas, Alan Duncan, del 13 de septiembre de 2016), que tiene por objetivo regenerar lazos comerciales entre la Argentina y la administración británica del archipiélago, sin discutir la soberanía.

“Es un tratado que al no tener la aprobación del Congreso está viciado en su ejecución”, subrayó Carmona y agregó: “Este gobierno trató de evitar que se hable de Malvinas en el Congreso”.

¿Qué dice el oficialismo?

El diputado radical Alejandro Echegaray, en cambio, señaló que en lo que va del gobierno de Macri “no se produjeron avances pero tampoco retrocesos”, que el reclamo argentino ante el Comité Especial de Descolonización de Naciones Unidas siguió presentándose, como cada año, y que el Brexit sigue siendo una oportunidad para que la Argentina lo refuerce ante la comunidad internacional.

“El principal logro de estos años en la Cuestión Malvinas es que ya están identificados casi todos los soldados caídos en combate. De las 132 tumbas del cementerio de Darwin que restaban identificar, solamente quedan 10. El trabajo, con la ayuda de la Cruz Roja y del Equipo Argentino de Antropología Forense, es extraordinario. Y no debemos atribuirlo a un gobierno. Debemos adjudicárnoslo a todos los argentinos”, dijo Echegaray a Vía Malvinas.

Para el legislador nacional por la provincia de Buenos Aires, entre el gobierno de Macri y el de su antecesora, Cristina Kirchner, se produjo “un cambio discursivo”, porque mientras la gestión del Frente para la Victoria tuvo un mensaje de “mayor confrontación” con Reino Unido, la actual administración optó por un “cambio de tono”, que en los hechos no supone ni avances ni retrocesos a la hora de contar logros.

“Desde mi punto de vista deberíamos intentar, inspirados en la resolución 2065 de la Asamblea General de la ONU, dictada gracias a la gestión del presidente Arturo Illia y que declara el caso de Malvinas como situación colonial, seguir peleando por la soberanía pero en forma inteligente. Por ejemplo, estando atentos a lo que pueda pasar con el Brexit”, aseveró Echegaray.






Comentarios