Se trata de Oscar Darío Angélico y Cristina Ganem, quienes el pasado 13 de marzo unieron las islas Gran Soledad y Gran Malvina a nado, en homaneja a los caídos en guerra.


Es esta ultima afición, y su apasionante sueño de ir a Malvinas desde los acontecimientos de 1982 lo que lo llevó, el pasado 13 de marzo de 2019, a ser protagonista del “Desafío Malvinas”, reto consistente en atravesar nadando las frías aguas del Estrecho San Carlos, canal que separa la Isla Gran Malvina de la Isla Soledad, junto a la compañía de Cristina Ganem, experta nadadora de aguas abiertas oriunda de la provincia de Río Negro y que en la actualidad reside en la provincia de Neuquén.

Oscar Darío Angélico.

Un hecho a destacar fue la tramitación de pasaporte italiano, posibilidad que le dio su ascendencia, para evitar que cuando ingrese a las islas, el pasaporte argentino no le fuera sellado por los ingleses como visitante en su propia tierra.

Cristina Ganem.

Aunque, en un principio, unir a nado las orillas de ambas islas requería unos 4500 metros (distancia medida en la parte más angosta del estrecho), longitud de por sí para nada pequeña, debieron realizar aproximadamente 1000 metros más debido al desvío producto de las corrientes de aguas, las cuales tenían una temperatura no muy caribeña de 11°C.

El objetivo de esta osada y heroica acción fue el de portar un mensaje de irrenunciable soberanía sobre el suelo argentino de las islas, como así también el de hacer homenaje tanto a los Héroes de la Guerra de Malvinas como a los Héroes víctimas de la desaparición del ARA San Juan.

Oscar Darío Angélico.

Como es de esperarse, semejante hazaña no pasó desapercibida, recibiendo ambos argentinos un reconocimiento por parte del Senado de la Nación Argentina, el pasado 17 de julio, en honor a su proeza deportiva.





Comentarios