Néstor se había alistado en el ejército como voluntario, decía que su misión era "pelear contra las injusticias". Murió en un bombardeo tras ejecutar una valiente misión.


La Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación informó de una nueva identificación positiva en el marco del Plan Humanitario Malvinas. Con esta localización ya son 113 los soldados argentinos identificados en el Cementerio de Darwin.

Cementerio argentino de Darwin, en las Islas Malvinas.

Se trata de Néstor Osvaldo Pizarro, oriundo de Oliva, Córdoba, que se encontraba trabajando en la localidad de Lanús, provincia de Buenos Aires cuando se alistó como voluntario para ir a la Guerra de Malvinas. Se incorporó al Grupo de Artillería 4 Aerotransportado. Pizarro fue homenajeado en distintas oportunidades. En Lanús, un monolito ubicado en el paso bajo nivel Moisés Lebensohn en 2011 lo recuerda.

La notificación fue recibida por su hermana Elda Beatriz Pizarro en las instalaciones del Archivo Nacional de la Memoria. Ella misma había aportado la muestra de ADN y al respecto se manifestó: “Todos tenemos derecho a saber a dónde están enterrados nuestros familiares”.

Soldado 113 – Néstor “el príncipe” Pzarro – Malvinas (izquierda).

Por su parte, el secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación expresó: “El Plan Humanitario Malvinas es producto del trabajo en equipo y del compromiso del Estado argentino de dar respuestas a la sociedad en su conjunto”.

El “Príncipe” Pizarro A Néstor Pizarro, en el servicio militar, lo llamaban “El Príncipe”. Estaba lleno de ilusiones y se destacaba por pelear contra las injusticias, según recuerdan sus compañeros de trinchera. Los mismos que lo acompañaban ese 12 de junio en San Carlos. Horas antes de caer ante el fuego enemigo, el Príncipe se mostraba feliz por recibir una encomienda familiar que contenía cinco bufandas tejidas, cinco rosarios, galletitas y un tarro de leche en polvo.

El grupo se encontraba en pleno combate contra los Royal Marines. Ese día Néstor pidió a sus compañeros que prepararan la leche mientras el salía a buscar municiones cumpliendo una polémica orden, ya que estaban bajo bombardeo y la tarea era muy riesgosa.

Bandera Argentina en el cementerio Darwin – Islas Malvinas.

Un rato después, una bomba cayó levantando el suelo unos 20 o 30 metros y una esquirla hirió de extrema gravedad el abdomen de Pizarro. Intentaron reanimarlo, lo trasladaron a Puerto Argentino, pero no pudo sobrevivir.

Un cabo y dos soldados de su grupo colocaron su cuerpo en una de las bolsas para cadáveres junto con sus elementos personales: tres cartas de los padres y de la novia, los tres atados de cigarrillos ‘LM’, dos rosarios, uno que colgaba de su cuello y el otro en un bolsillo, y la credencial de identificación.

Dicen que el cuerpo estaba perfectamente identificado y que el envoltorio tenía escrito su nombre y a qué unidad pertenecía. Sus compañeros, que llegaron a toda marcha en busca de noticias, terminaron llorando la muerte de Néstor “El Príncipe” Pizarro abrazados fuera de la tienda de campaña.

Oficialmente su cuerpo fue identificado este lunes, 10 de junio, justamente cuando en el país se conmemoró el Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Islas Malvinas y el Sector Antártico.






Comentarios