El enviado especial del Papa Francisco, prefecto de la Congregación por la Causa de los Santos, cardenal Angelo Becciu dejó el mensaje de admiración de su santidad hacia monseñor Angelelli.


Angelo Becciu destacó que “queremos reconocer las insignias de los mártires que dieron su vida y fidelidad al evangelio”. El cardenal Becciu ofreció una conferencia de prensa, previo a la ceremonia de beatificación a Monseñor Enrique Angelelli, asesinado por la última dictadura; a Gabriel Longueville, sacerdote diocesano; a Carlos de Dios Murias, sacerdote de la Orden de los Frailes Menores Conventuales; y al laico Wenceslao Pedernera, todos ellos víctimas del terrorismo de Estado.

En la oportunidad, acompañaron al cardenal, el nuncio apostólico en la Argentina monseñor Leon Kalenga Badikebele y el obispo de La Rioja Dante Braida.

El obispo Dante Braida dio la bienvenida a sus pares y agradeció al Papa Francisco por escuchar a los argentinos y beatificar a los cuatro mártires riojanos.

Luego el cardenal Becciu expresó que “es una gran alegría encontrarnos aquí, es una gran fiesta porque son los primeros mártires en la Argentina“. A la vez especificó que “para los cristianos no hay una gran aceptación y es riesgo de correr de ser mártires”.

El Papa está muy contento con esta gran celebración, él conocía y estimaba mucho a Monseñor Angelelli”, señaló y precisó que “el mensaje del Papa es darles la bendición a todos ustedes“.

Asimismo indicó que “me parece que es la línea lógica beatificar a estos mártires, sabemos cuánto amaron y lucharon por los pobres”. Seguidamente concluyó que “todos los discípulos e intervenciones que realiza el Santo Padre son por una defensa y reconocimiento de una mejor justicia social”.





Comentarios